El renting, un sector clave para avanzar hacia la movilidad sostenible.
El renting, un sector clave para avanzar hacia la movilidad sostenible.

El salto del protocolo de emisiones NEDC al WLTP (más estricto) supondrá un incremento de la tasa de matriculación y, con ello, del precio de los vehículos de combustión. Esto será un importante impulso para el renting de coches eléctricos. Pero este crecimiento se puede ver frenado por la ausencia de una infraestructura de carga de calidad.

Swipcar, marketplace de renting para particulares, autónomos y empresas, urge al Gobierno para incrementar la red de puntos de carga para coches eléctricos. La compañía cree que el próximo año puede ser crucial para el renting de vehículos enchufables, pero que el crecimiento se puede ver lastrado por el miedo de los usuarios a no encontrar suficientes puntos de carga.

Del NEDC al WLTP

2021 puede ser un buen año para el negocio de renting de coches eléctricos por los cambios fiscales anunciados por el Gobierno.

El primero es el salto del actual protocolo de homologación de emisiones NEDC al WLTP, mucho más estricto y, a la vez, realista. “El nuevo sistema de cálculo de emisiones de CO2 aumentará entre un 15% y un 20% el valor de compra de los vehículos de combustión”, calculan desde Swipcar.

En la siguiente tabla, quedan reflejadas las diferencias entre el NEDC y el WLTP:

wltp

El segundo cambio que beneficiará al mercado de coches eléctricos de renting es la modificación del impuesto de matriculación anunciado por el Gobierno y que incrementa la tasa a abonar en función de las emisiones.

Con las nuevas pruebas de medición, GANMVAN calcula que los niveles homologados por los vehículos aumentarán entre un 20 y 30%, lo que hará que muchos de los modelos que, a día de hoy no pagan matriculación tengan que hacerlo a partir de enero. Recordar que, en la actualidad, la tasa de matriculación se abona a partir de 120 gr/km; los coches eléctricos no pagan impuesto de matriculación.

“Esto podría suponer una oportunidad para los coches de etiqueta ECO y CERO, ya que supondrá un aumento de costes en matriculación para vehículos con emisiones en torno a 120 gramos de CO2″, afirman desde Swipcar. De hecho, hay estudios que calculan que el precio de los vehículos de combustión aumentará, de media, 1.700 euros.

El renting de coches eléctricos pide más puntos de carga

Llegamos al pero de esta historia

La compañía de renting considera que la falta de puntos de recarga, así como la desigual distribución de los mismos, “es uno de los inconvenientes de la implantación real de coches ECO en España”.

“Con la mitad de puntos de carga que Francia, pero con una ratio de coches similar, España está lejos de los primeros puestos europeos en cuanto a implantación de red eléctrica de recarga”, explica Julio Ribes, CEO de Swipcar.

Renting de coches eléctricos: análisis de precios

“Esta carencia supone un hándicap a la hora de impulsar los vehículos eléctricos e híbridos. Es un muro con el que nos topamos a diario cuando tratamos con clientes de todo el país, que descartan el coche eléctrico como opción por lo que se conoce como range anxiety“.

El furgón permite la recarga rápida mediante CC.

La compañía de renting repasa que más de la mitad de estos puntos de recarga se sitúan en Barcelona (2,731 puntos) y Madrid (1,760 puntos). Mientras que
provincias como Ciudad Real (con 37 puntos); Soria (con 44); o Albacete
(con 57), apenas cuentan con unas decenas.

Según Ribes, “Hasta que el vehículo eléctrico no se extienda homogéneamente por el territorio nacional, será complicado impulsar una transformación real del parque
de coches en pro de la mejora del medio ambiente”. Para la compañía, el desigual reparto de cargadores hará que “el coche ECO y CERO, seguirá recibiendo los ‘peros’ de una parte de la población: aquella que queda fuera de Madrid o Barcelona, donde se concentran más del 50% de los puntos de recarga del país”.

 

Te puede interesar…

1 Comentario

  1. Totalmente de acuerdo, hay que reducir las barreras para que este tipo de tecnologías prospere rápidamente.

    Si a la todavía desigualdad en precios le añades trabas esenciales de uso como es de la recarga de este tipo de vehículos, optar por ellos es realmente difícil en algunas ciudades.

    Ojalá el apoyo estatal sea claro en favor de los eléctricos, tal y como pasa en otros países de Europa.

    Sin embargo, con trabas o sin ellas, el coche eléctrico es la opción de futuro y de presente correcta. ⚡

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here