Automatriculaciones

El 2022 no se presenta como un año sencillo. La industria aún se ve afectada por la pandemia; arrastramos la escasez de microchips; la electrificación sigue su despliegue e incremento… Enumeraremos lo que parece obvio, aunque… ¡Hemos comenzado un 2022 con incertidumbres que pueden dar un vuelco a las predicciones! Aun así, confiamos y esperamos un gran Año Nuevo para todos!


La primera de nuestras predicciones no es tal. Es más bien un deseo: que todas las marcas pongan una fecha límite a los vehículos contaminantes, para que el planeta y nosotros mejoremos. Lo cierto es que todavía quedan grandes fabricantes que no han establecido esa fecha y esperamos que su compromiso llegue en breve.

Predicciones sobre el futuros de los coches eléctricos para el 2022

Los vehículos eléctricos incrementarán su cuota de mercado, mientras los diésel seguirán a la baja. Las expectativas de diferentes analistas apuntan a que 1 de cada 5 coches será de bajas emisiones. Alrededor del mundo, teniendo en cuenta marcas que aquí ni llegarán, se lanzarán alrededor de 50 modelos nuevos. Eso demuestra la gran ofensiva eléctrica de los fabricantes y la imparable tendencia hacia la movilidad eléctrica.

1. Precios de las baterías

Desgraciadamente, muchos analistas esperan una subida de precios de materias primas para las baterías. Sin ir más lejos, el precio del litio se ha disparado en 2021, hasta un 300% según Bench Mark Mineral Intelligence. E indican que van a seguir subiendo.

Advertisement

Puesto que el litio sigue siendo escaso, no se espera que la situación mejore. Por tanto, se espera un inevitable encarecimiento del precio de los vehículos que se trasladará a los usuarios desde este mismo año.

Mercedes-Benz acuerdo con GROB-WERKE
Planta de baterías de Mercedes-Benz

Por lo que respecta al cobalto, el periódico japonés Nikkei señala que ha subido un 60% en 2021, con respecto al año anterior. Además, el Congo, que es uno de los principales proveedores, sigue con problemas políticos y de mano de obra infantil.

En contrapartida, los fabricantes cada vez utilizan menor cantidad de cobalto en las baterías. Asimismo, las nuevas baterías, que están ya en pruebas, podrán ayudar a no depender de materias primas tan inestables. De hecho, Mercedes-Benz y Stellantis anunciaron recientemente asociaciones con Factorial Energy, especialista en baterías de estado sólido. Mercedes promete una pronta incorporación, pero… ¡Aún queda para eso!

2. Predicciones sobre marcas chinas de coches eléctricos en Europa

Hemos comentado muchas veces cómo las marcas chinas ya se están estableciendo en Europa. Más allá de los grandes grupos que son las matrices de algunas marcas europeas, como Geely o SAIC, se espera el aterrizaje o el despliegue europeo de nuevos fabricantes. Entre ellos, Nio, que ya vende en algunos países europeos.

3. Emisiones y rentabilidad de los fabricantes

Asimismo, hemos visto cómo los grandes fabricantes europeos han ido concentrándose en grupos y facilitando la creación de nuevas plataformas tecnológicas y de sinergias que han favorecido su crecimiento. Como ejemplo, en 2021, Stellantis.

Plataformas tecnológicas de Stellantis.

Sin embargo, no todas las marcas son igualmente rentables, así que nos preguntamos qué pasará cuándo los inversores no tengan claras las ventajas de la concentración de marcas. ¡No tenemos previsiones para ello, porque es complicado; al menos para este 2022! Pero sí tenemos una referencia: la disgregación de los camiones de Daimler como empresa independiente del grupo.

4. ¿Combustibles sintéticos o hidrógeno para coches tradicionales?

Otra interesante idea es la aparición de combustibles sintéticos o del hidrógeno (sin pila de combustible) para los coches tradicionales. Porsche y Siemens están en pleno desarrollo del proyecto Haru Oni para la producción de combustibles sin emisiones. Se podrían utilizar en coches de combustión sin perjudicar el medio ambiente.

Proyecto Haru Oni
Proyecto Haru Oni

Igualmente, la tecnología de hidrógeno que desarrolla Toyota podría suponer todo un cambio para los coches de combustión. En 2022 aún no veremos resultados concretos en este aspecto, pero estaremos a la expectativa por lo que podría suponer la evolución de estos combustibles.

5. ¿Cómo serán los colores favoritos de los coches eléctricos en 2022?

Hemos hablado ya de tendencias de colores en los coches. Lo cierto es que negros, blancos y grises predominan. Sin embargo, hay fabricantes, como BASF, que predicen para el 2022 el dominio del caqui o de un gris verdoso. Señalan que los colores serán más naturales y que estarán más relacionados con la electrificación. Es decir que la paleta será más natural y tendrá más tonos verdes. ¡Lo comprobaremos!

6. Predicciones sobre el sistema de compra online

Es más que probable que las marcas sigan desplegando el modelo de venta online. Por tanto, las redes de concesionarios puede que limiten un poco más su gestión de venta, aunque seguirán teniendo sus funciones, además de márgenes.

Lo que sí pueden llegar a perder son las negociaciones y regateos con el cliente. La venta de marca tendrá un precio fijo y el concesionario no podrá establecer el precio final.

7. Predicciones incógnita sobre los SUV eléctricos

Leyendo a diferentes analistas globales se concluye que los SUV puede que pierdan protagonismo. Cuestión de peso, de consumo… Pero ¿tiene alguien claro que no van a seguir siendo el coche preferido por muchos? Es difícil la respuesta

SUV Mustang Mach-E GT

8. Predicciones sobre el fin de la crisis de semiconductores

Lo cierto es que la escasez de microchips sigue impactando en la oferta de modelos. Hasta el punto de que hay marcas que ya ofrecen como opción algunas funciones por la imposibilidad de estandarizar la incorporación de los chips. Entre esas opciones, y como ejemplo, los sensores. Todos los análisis señalan una mejora del problema, pero será lenta y el final no se verá hasta, por lo menos, 2023.

Fábrica de microchips de carburo de silicio (SiC), de Bosch.
Fábrica de microchips de carburo de silicio (SiC), de Bosch.

En contrapartida a los chips, los análisis apuntan una escasez de magnesio que reducirá la producción de aluminio. ¡Total, que podremos salir de la anterior, para entrar en una nueva crisis!

9. Finalmente, la cuestión de los puntos de carga para vehículos eléctricos

La última de nuestras predicciones es la relacionada con la infraestructura. Si las cosas siguen así, tendremos más puntos para la recarga en nuestros desplazamientos. Pero ya que van con cuentagotas… ¿No podemos suponer que no crecen a la misma velocidad que las ventas de eléctricos? SI eso fuera así, podríamos tener que ver colas para recargar en un tiempo próximo ¿Qué no? No será en 2022, pero no estaría mal que las instalaciones tuvieran en cuenta el crecimiento de ventas.

¡Feliz 2022!

FUENTES: Movilidad eléctrica. Autocar. Topelectricsuv.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here