Sumamos otro fabricante a la lista de marcas que ponen fecha de caducidad a la producción de vehículos de combustión. En esta ocasión es Volvo. La marca sueca anuncia que todos sus coches serán eléctricos a partir de 2030. No es esa la única novedad: ese mismo año dará por finalizada la venta tal cual la conocemos y solo venderá coches online

A principios de año, DS anunciaba que todos sus coches serán eléctricos a partir de 2025. Poco después, era Ford quien ponía fecha a su electrificación total: 2030. Ahora es el fabricante de automóviles sueco Volvo quiere anuncia que, a partir de 2030, venderá únicamente coches completamente eléctricos y por internet.

El plan de Volvo es eliminar de forma gradual toda la gama de vehículos con motor de combustión interna y también los modelos híbridos, contando con que los cambios legislativos y una expansión rápida de la infraestructura de carga accesible estimulen la aceptación completa de los vehículos eléctricos.

Volvo lanza la primera actualización inalámbrica para el XC40 Recharge, ¿qué novedades trae?

“La ambición de 2030 representa una aceleración de la estrategia de electrificación, impulsada por una fuerte demanda de los coches eléctricos en los últimos años y una firme convicción de que el mercado de coches con motor de combustión está en decadencia”, anuncia la marca en un comunicado.

Del Volvo XC40 Recharge a la electrificación total

Volvo Cars lanzó su primer modelo cien por cien eléctrico, el Volvo XC40 Recharge, el año pasado y ya tiene muy avanzado el que será su segundo modelo, también de la serie 40.

Volvo
Volvo XC40 T4 Twin Engine Recharge.

El fabricante sueco pretende que en 2025 la mitad de sus ventas sean de coches completamente eléctricos y, el resto, de híbridos.

“Para seguir teniendo éxito necesitamos crecimiento rentable. En vez de invertir en un negocio en decadencia, elegimos hacerlo en el futuro, eléctrico y por internet”, ha señalado el consejero delegado de Volvo Cars, Håkan Samuelsson.

Solo ventas online

“El futuro de Volvo Cars se basa en tres pilares: electrificación, online y crecimiento”, afirma Lex Kerssemakers, director de Operaciones Comerciales Globales. “El objetivo es que nuestros clientes estén tranquilos y no tengan preocupaciones al tener un Volvo y para ello eliminaremos la complejidad tanto al comprar como al conducir el vehículo. La sencillez y la comodidad son la clave de todo lo que hacemos”.

La estrategia se centra en el segmento de mayor crecimiento del sector automovilístico en todo el mundo: el mercado de los vehículos eléctricos premium. Volvo Cars pretende liderar este segmento, para el que en el futuro desarrollará exclusivamente vehículos eléctricos.

Además de realizar una fuerte inversión en plataformas de venta online, Volvo establecerá, junto con sus concesionarios, sólidas relaciones con los clientes. Los concesionarios siguen siendo una parte esencial de la experiencia del cliente y continuarán siendo responsables de muchos servicios importantes, como la venta, preparación, la entrega y el mantenimiento de los vehículos.

Care by Volvo, que hasta hace poco era el nombre del servicio de suscripción de Volvo Cars, se ampliará para convertirse en una oferta al cliente más completa, dirigida a aumentar su comodidad en todos los aspectos.

Al comprar un Volvo eléctrico online , el vehículo incluirá un cómodo paquete de atención al cliente con elementos tales como servicio, garantía y asistencia en carretera, así como el seguro cuando sea posible y opciones de recarga en casa.

En la tienda online principal, volvocars.com, la empresa simplificará radicalmente el proceso y reducirá el número de pasos necesarios para comprar un Volvo eléctrico.

Los clientes podrán elegir entre una gama de atractivos Volvos eléctricos preconfigurados, listos para realizar el pedido de forma sencilla y cómoda y con una rápida entrega.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here