Asociación de Renault y Powervault para la segunda vida de las baterías

El acuerdo firmado por Renault y Powervault se plasma en un proyecto de prueba de un año para instalar 50 baterías proporcionadas por el fabricante francés en viviendas de clientes de la empresa británica que ya disponen de paneles solares.

Renault se ha asociado con la empresa británica Powervault para iniciar un programa de reciclado de sus baterías. Esta empresa con sede en Londres fabrica un sistema de almacenamiento de energía solar para el hogar completamente integrado. Este almacena la energía renovable producida por los paneles solares durante el día y lo libera por la noche cuando la demanda de energía de los hogares alcanza su punto máximo. Estas unidades también tienen la posibilidad de almacenar energía procedente de la red en las horas en las que las tarifas son más asequibles.

renault-adoptara-el-estandar-CCS combo-2
Componentes del sistema eléctrico del Renault Zoe

Powervault pondrá en marcha en Reino Unido, a partir de julio, una prueba con 50 baterías proporcionadas por Renault procedentes de sus coches eléctricos que tendrá una duración de un año. Se instalarán en hogares de clientes de la empresa ya equipadas con paneles solares y servirán para evaluar el rendimiento técnico del sistema.

Entre 5 y 10 años de vida adicional para las baterías

Renault pretende con este sistema optimizar el ciclo de vida de sus baterías antes de ser recicladas. La vida útil de una batería, durante la cual cumple la función para la que ha sido diseñada y mantiene una autonomía razonable es de unos ocho o diez años. A partir de ahí todavía pueden permitir sacarles partido en aplicaciones estacionarias para almacenamiento de energía en viviendas y empresas. En sistemas como el desarrollado por Powevault la vida de la batería se puede alargar entre 5 y 10 años más.

Batería de 41 kWh del Renault Zoe ZE 40
Batería de 41 kWh del Renault Zoe ZE 40

Un ‘win to win‘ para propietarios de coches eléctricos y viviendas y para el planeta

Nicolas Schottey, Director del Programa de Infraestructura y Baterías de Renault Vehículos Eléctricos asegura que “la segunda vida no sólo ofrece un período adicional de uso de baterías de vehículos eléctricos antes de su reciclaje, sino que también permite a los consumidores ahorrar dinero. Es un win to win: para los propietarios de vehículos eléctricos, para los propietarios de viviendas y también para el planeta”.

PowerVault, que quiere democratizar este sistema en Reino Unido y para eso ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding para recaudar 2,5 millones de euros. Según esta empresa, una vez amortizadas las baterías, su sistema permitiría reducir el precio de la electricidad hasta en un 30%.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here