Lo veremos en el Salón de Ginebra pero entonces ni su autonomía, ni su potencia, ni su aspecto serán un secreto. La marca alemana ha presentado la nueva generación del VW Golf GTE: vuelve el Golf híbrido enchufable con más autonomía que nunca

Anunciado el cese de la producción del VW e-Golf (por aquello de no restar ventas ni protagonismo al VW ID.3), el Volkswagen Golf GTE queda como la variante sostenible de la gama Golf.

Estará en el Salón de Ginebra, junto con las otras variantes de la octava generación del mítico VW Golf: el GTD y el GTI. Pero, como decimos, no hay que esperar los días que quedan para que la muestra suiza abra sus puertas porque la marca ha dado a conocer su aspecto y sus datos principales.

Como sucede en otras versiones eléctricas (de Volkswagen y de otras marcas) el azul es el color que identifica que estamos ante un modelo enchufable. Entre los rasgos que comparte con los Golf de combustión destacan los faros de LED, las llantas de aleación de 17 pulgadas, las pinzas de freno pintadas en rojo y los faldones laterales negros (más anchos que en generaciones anteriores). Llama también la atención que, por primera vez, la letras GTE quedan justo debajo del emblema del fabricante (hasta ahora iban uno a cada lado de la tapa del maletero).

VW Golf GTE: diseño

Entre los detalles que lo diferencian de los otros Golf: no hay tubos de escape, la línea que recorre el capó es de color azul y en una de las aletas se encuentra la tapa de que da acceso a la toma de corriente.

En el interior, una de las principales novedades es el volante: de cuero, con superficie táctil, tres radios azules y tecla ‘Travel Assist’ integrada de forma opcional. También son azules las costuras de los asientos deportivos.

En el centro de la consola se alza una pantalla táctil de 10,25 pulgadas. Es el elemento principal del sistema Innovision Cockpit. Desde ella se accede al sistema de infoentretenimiento dotado de funciones específicas para los modelos eléctricos como los servicios We Connect y We Connect Plus.

60 km de autonomía en modo eléctrico

El VW Golf GTE es la versión híbrida enchufable del VW Golf. Combina el motor turbo de gasolina de 1.4 litros y 150 CV con un otro eléctrico de 85 kW.

La batería es de iones de litio ha duplicado su potencia hasta los 13 kWh para que el coche circule hasta 60 km en modo cien por cien eléctrico y a una velocidad máxima de 130 km/h. Supone una importante mejora con respecto a la generación a la que sucede.

Cuenta, además, con dos modos de conducción. Si la batería tiene suficiente carga el coche arranca en E-Mode, que se desactiva una vez que la capacidad energética de la pila se reduce o cuando la velocidad supera los 130 km/h. Entonces entra en funcionamiento el Modo Híbrido.

La presentación oficial del VW GTE tendrá lugar durante el Salón del Automóvil de Ginebra. A los concesionarios llegará después del verano.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here