coches eléctricos
A white electric car refuel with power

Seguro que has escuchado alguna vez aquello de que los coches eléctricos también contaminan. ¿Realidad o bulo?

Green NCAP es un laboratorio de análisis que permite comprobar el potencial contaminante de los coches en Europa.

Gracias a su nueva herramienta, es posible calcular la energía que consume un coche, además de las emisiones que emite a la atmósfera en todo su ciclo de vida. Vamos a ver, en este caso, el grado de contaminación de los coches eléctricos desde su proceso de fabricación hasta el final de su vida útil.

Es importante destacar que Green Ncap establece como vida del vehículo todo aquello que acontece desde su fabricación hasta la hora del desguace. En su calculadora se puede poner hasta un máximo de 16 años de circulación.

Cinco coches eléctricos para los que auguramos muchos éxitos en 2023

Etapas de la vida de un vehículo

La plataforma incluye en su cálculo todas las fases de la vida de un vehículo, desde la extracción de las materias primas y la fabricación hasta la utilización del vehículo y su retirada o reciclaje.

Reciclaje baterías

¿Son contaminantes los coches eléctricos?

En el caso de los coches eléctricos, Green NCAP considera que el impacto real de su uso radica en el origen de la electricidad con la que cargamos sus baterías.

Según la plataforma, en España, la producción de 1 kWh equivale a emitir 154 gramos de CO2. Así, un coche eléctrico con una batería entre 50 y 60 kWh, generará una contaminación de cerca de 7 millones de toneladas de CO2 a lo largo de su vida útil. Vamos a ver los que contaminan los 3 más vendidos en España.

Lo que de verdad contaminan los coches eléctricos más vendidos en España

Tesla Model 3

Al establecer el Model 3 como objeto de estudio en la plataforma de Green NCAP, el resultado es que este modelo, con un consumo eléctrico declarado de 16,5 kWh/100km, emitirá 94 gramos de CO2 por kilómetro a lo largo de 16 años y habiendo recorrido 240.000 kilómetros.

eléctricos

Fiat 500e

A continuación probamos con el Fiat 500e, el segundo eléctrico más vendido en España en 2022.

Con una capacidad de batería declarada de 23,8 kWh y un consumo declarado de 13,5 kWh/100 km, emitirá una media de 65 gramos de CO2 por kilómetro durante su vida útil, también establecida en 16 años.

Kia e-Niro

Por último, vamos a ver los datos del Kia e-Niro, el cuarto más vendido en nuestro país el año pasado.

Su batería cuenta con 42 kWh de capacidad y tiene un consumo declarado de electricidad de 15,3 kWh/100 km. Green NCAP establece que este modelo emite una media de 81 gramos de CO2 por kilómetro durante una vida de 16 años y habiendo completado 240.000 km.

Segunda generación del Kia e-Niro

Comparación con un coche de gasolina

Para destacar la diferencia entre los vehículos eléctricos y sus homólogos de combustión hemos elegido el Seat Arona, el coche de gasolina más vendido en España en 2022.

La versión 1.5 TSI tiene una potencia de 110 kW (150 CV) tiene un consumo declarado de 6,2 l/100 km. Según la calculadora de Green NCAP, este modelo emitirá una media de 211 gramos de CO2 por kilómetro a lo largo de su vida útil, también fijada en 16 años y tras haber recorrido 240.000 kilómetros.

Fuente: El Motor

 

Te puede interesar…

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí