Ante medio centenar de personas y con su nueva fábrica de Barcelona como escenario, Wallbox ha presentado su primer cargador de uso público. El Wallbox Supernova permite recargar la batería a 60 kW, una potencia suficiente para que el vehículo eléctrico recupere 100 km de autonomía en menos de 15 minutos

El Supernova es el primer cargador de uso público comercializado por Wallbox.

La compañía, proveedora de soluciones de recarga de vehículos eléctricos (VE) y de gestión de la energía en todo el mundo, inauguró hace unas semanas su nueva fábrica en Barcelona; y ha sido allí donde ha reunido a medio centenar de proveedores de todo el mundo para la presentación del cargador.

“Estamos convencidos que Supernova es el cargador que permitirá crear grandes redes de infraestructura de recarga en todo el mundo”, ha dicho Enric Asunción, CEO y cofundador de Wallbox.

“A estas alturas, todos tenemos claro que la movilidad eléctrica es el futuro pero para acelerar esta transición debemos ser capaces de crear esta red que es la que permitirá hacer viajes largos; nuestro primer cargador público da respuesta a todas las necesidades de los conductores de EV, siendo rápido, fiable y de manejo muy intuitivo”, añade Asunción.

Wallbox Supernova, 100 km en menos de 15 minutos

Supernova es un cargador rápido de corriente continua (CC). Con 60 kW permite recuperar hasta 100 km de autonomía en 15 minutos, “suficiente para cubrir las necesidades urbanas diarias medias en el tiempo que los conductores tardan en disfrutar de un refresco, hacer un recado rápido o comprar comida”.

Parte de su innovación es que está preparado para futuros aumentos de potencia de hasta 130 kW. Además, de un sistema de luces interactivo y pantalla a color de 10″ legible a la luz del sol con certificación IK10.

Wallbox lo presenta como una solución “ideal para carga pública en ubicaciones urbanas o interurbanas, así como en estacionamientos semipúblicos (como supermercados, centros comerciales o restaurantes de comida rápida)”.

Destacar también que ha recibido galardones por su diseño, como el IF Award y el Good Design.

Tras la visita a la instalaciones de Wallbox en Barcelona, algunos de los invitados se han convertido en los primeros compradores de Supernova; una lista en la que desde hace tiempo figura Iberdrola. La que lidera Ignacio Galán ha realizado compras a Wallbox en los últimos tres años por valor de casi 10 millones de euros, para la adquisición de cerca de 20.000 cargadores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí