Prueba del nuevo Renault ZOE

Autonomía real en autopista cercana a los 300km

0
1535

Nada cambia por fuera, todo cambia por dentro, sería el inicio de una adivinanza al uso y tendría como respuesta al nuevo Renault ZOE, el coche eléctrico más vendido en la historia de España hasta la fecha.

Ya hace unos meses, cuando tuvimos la oportunidad de probar el nuevo Renault ZOE en la isla de Cerdeña, nos dimos cuenta de que el aspecto exterior apenas variaba. ¿Para qué? dirían los diseñadores, teniendo en cuenta el éxito de sus ventas. Sin embargo, cuando entramos en el habitáculo del ZOE, vimos que era básicamente otro coche, ya que su salpicadero había cambiado totalmente. En esta prueba hemos podido disfrutarlo con toda su amplitud.

Todo cambia en el interior del nuevo Renault ZOE

Y es que el Renault ZOE tercera generación ha rediseñado totalmente su frontal interior con dos llamativas pantallas digitales. Una de 10” tras el volante, en la que podemos personalizar las informaciones que más necesitamos, e incluso cambiar el color de fondo en función de nuestro gusto. Otra, de 9,3” en la parte central del salpicadero que sirve de punto de partida de todas las opciones de navegación, seguridad, multimedia, recarga,…

Os destacamos en nuestra prueba las diferentes mejoras en seguridad, con reconocimiento de señales de tráfico, conmutación automática de luces, aviso de ángulo muerto, asistente de mantenimiento de carril o frenada de emergencia, entre otras.

También es apreciable el nuevo sistema de cambio de marchas electrónico, que funciona muy bien y permite aumentar la frenada regenerativa gracias a su nueva posición B.

Salpicadero del nuevo Renault ZOE

Mejoras en dirección y suspensiones

En cuanto a la conducción, también cambian las sensaciones en la dirección, mucho más blanda y precisa en el giro, que junto con el aumento de potencia (100kW) hacen la salida de curva mucho más segura.

Aumento de capacidad de la batería

La batería es otra de las mejoras del nuevo Renault ZOE, ya que como sabéis, ha aumentado su capacidad desde los 41kWh a los 52kWh. Sin embargo, no ha mejorado sustancialmente su autonomía en autovía, ya que el aumento de potencia y peso le hacen algo menos eficiente. No obstante, la gran ventaja de este nuevo ZOE es la capacidad de potencia de carga. Si tenemos que realizar un viaje, ya podremos parar en puntos de carga con sistema CCS Combo y cargar a 50kW, con lo que en cuestión de media hora podremos cargar alrededor de 20kWh y seguir camino.

Otra de las mejoras que los usuarios echaban en falta en la anterior versión, es la visualización en tiempo real de puntos de carga gracias al sistema conectado Renault Easy Link, que nos permitirá establecer rutas teniendo en cuenta las paradas necesarias.

En cuanto a la conectividad, también podremos utilizar los sistemas para smartphones a través de Apple Car Play o Android Auto, y disfrutar de todos los servicios multimedia o de navegación opcionales.

Prueba en autovía en condiciones extremas

Cuando decidimos probar el nuevo Renault ZOE, quisimos hacerlo en condiciones realmente extremas y aprovechamos los hielos de la madrugada para hacer un viaje por autopista a muy baja temperatura. Las baterías de ion-litio sufren en condiciones extremas y pierden eficiencia, un hecho que hay que tener en cuenta cuando planifiquemos una ruta en nuestras vacaciones.

Así pues, nos decidimos a ir hasta cerca de Medinaceli donde localizamos un punto de carga en el hostal Torremar, en la A2 a 171km de nuestra ubicación.

Salimos a las 5,00h y el frío de la madrugada era de -3ºC, pero a medida que nos acercábamos a destino la temperatura iba descendiendo hasta los -7ºC, con lo que las condiciones no podían ser más desfavorables para nuestra batería. Además, el desnivel acumulado de ida fue de unos 600m y el climatizador estaba funcionando a 21,5ºC.

Finalmente hicimos 340km con un consumo medio de 19,7kWh/100km, que nos dieron como resultado una autonomía de 264km con los 52kWh del total de la batería.

La velocidad de crucero fue de unos 110km/h y la batería restante en destino fue del 15%, que según el ordenador de a bordo nos daba para realizar unos 38km más.

Tras una recarga de una hora en el punto de carga comentado a 50kW, conseguimos recargar hasta el 88% de su capacidad (unos 38kWh), y regresar a Madrid con un 20% de batería y 54km de autonomía según el ordenador.

Finalmente hicimos 340km con un consumo medio de 19,7kWh/100km, que nos dieron como resultado una autonomía de 264km con los 52kWh del total de la batería. Una buena cifra teniendo en cuenta las condiciones tan adversas, que nos hacen prever unos 300km reales a mejores temperaturas.

Álbum de fotos comparativa versión 2017 versus 2020

Renault ZOE comparativa 2017 versus 2020

Te puede interesar

Nuevo Renault ZOE. Prueba de contacto en Cerdeña

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here