Citroën Ë-C4, más que confort

Ya están abiertos los pedidos

0
2238

Cuando miramos al nuevo Citroën Ë-C4 por primera vez tenemos dudas de si catalogarlo como una berlina del segmento C o un SUV. Y es que según nos explica Nuno Marques, director de la marca Citroën para España y Portugal se ha querido hacer un modelo disruptivo en cuanto a sus medidas. Pero lo que sí se aprecia es que dentro de la novedosa silueta persiste el ADN de Citroën, ya que mantiene sus señas de identidad en la calandra delantera y los costados.

Más allá del diseño, apreciamos un gran aumento de la superficie acristalada, nos vamos hasta los 4,35 m2 que nos ofrecen una gran luminosidad. 

El confort del Citroën Ë-C4

Tanto Nuno Marques como Juan Rueda, jefe de producto del Citroën Ë-C4 no dudan en definir al confort como la virtud principal del nuevo modelo. Todo gira en torno a esta característica tan particular de Citroën. Y la verdad es que tenemos que reconocer que lo más sobresaliente de esta berlina de Citroën es precisamente la comodidad de conducción gracias a los amortiguadores progresivos hidráulicos que permiten tomar los resaltes de la carretera sin saltos bruscos, o circular por el centro de la ciudad sin percibir a tu alrededor más que el zumbido del ventilador del climatizador. 

Plataforma CMP made in Spain

Como ya os contábamos en nuestro artículo sobre la línea de fabricación, el Citroën Ë-C4 se fabrica en la planta de PSA en Madrid sobre la Common Modular Platform, una plataforma o chasis que permite fabricar modelos de gasolina, diésel o eléctricos en la misma cadena de montaje y que por tanto reduce tiempos y costes. 

Aspecto exterior y dimensiones

Como os decíamos, es difícil definir al Citroën Ë-C4 como una berlina o como un SUV. Esto lo da el hecho de que la plataforma esté elevada hasta 156 mm con respecto al suelo, y que el punto de visión sobreelevado nos lleve hasta los 1,22 M. Porque el Citroën Ë-C4 no mide más que 1.525 mm de altura en una batalla de 2.670mm. Es decir, que no es un modelo tan alto como para considerarlo un SUV. 

Muy llamativas las nuevas luminarias delanteras y traseras LED que están divididas en 4 segmentos en cada una de las zonas. 

DCIM100MEDIADJI_0360.JPG

Interior y salpicadero

La amplitud del Citroën C4 es bastante buena para todo el habitáculo. Una vez acomodados en el asiento delantero, aún queda un generoso espacio en los asientos traseros para poder estirar bien las piernas. 

Nos llamó también atención el cuidado acabado del salpicadero y la ajustada disposición de las pantallas y los mandos de control del volante y la climatización. Por cierto, sobre la climatización, aplaudimos el detalle de sacar los controles fuera de la pantalla táctil, que suele distraernos de la conducción.

La pantalla de instrumentos tras el volante de 5 pulgadas, y el head up display, son dos elementos con buena visibilidad y fácil manejo. La pantalla táctil de 10 pulgadas en formato panorámico facilita mucho la visión del navegador. A destacar también la zona de recarga inalámbrica para el smartphone y los diferentes huecos repartidos por todo el habitáculo que suponen hasta 39 litros de almacenamiento. 

Pero sin duda lo mejor quizás sean los asientos. Una capa superior de espuma de 15mm, y una espuma de alta densidad para la estructura más gruesa, dan una sensación de comodidad exclusiva, y completan el conjunto de la amortiguación y la sonoridad.

DCIM100MEDIADJI_0372.JPG

Test drive

En nuestra prueba por un recorrido mixto completamos un total de 94 kilómetros a una media de 32 km/h con un consumo medio  a los 100 km de 18,6 kWh. Con la capacidad de la batería de 50 kWh nos daría una autonomía de 269 km. Comentar que tuvimos el climatizador a 22ºC y utilizamos el modo de conducción eco para el interior de la ciudad y el modo normal para el resto de la prueba. El modo de freno regenerativo “brake” estuvo activado en la mayor parte de nuestro recorrido.

Recarga del Citroën Ë-C4

El sistema de recarga de hasta 100kW de potencia en corriente continua nos permitiría recargar en ruta en tan sólo media hora y establecer distancias de al menos 400km con una parada técnica. 

En la recarga en casa podemos hacerlo con un wallbox a 16A o 32A para obtener velocidades de carga de 3,7 kWh o de 7,2 kWh. Es posible incluir un cargador embarcado para carga en trifásica que nos permitiría velocidades de hasta 11 kWh, pero con la carga en corriente alterna a 3,7 kWh es más que suficiente para recargar nuestra batería a diario.

Seguridad

En cuanto a los sistemas de seguridad, el Citroën Ë-C4 cuenta con hasta 20 ayudas a la conducción como el safety brake o freno de emergencia, el sistema de ángulo muerto o la alerta activa de cambio involuntario de carril. Nos gustó el regulador de velocidad adaptativo con función stop & go, y el highway driver assist, con el que podemos circular por autopista a la velocidad que marcamos sin apenas hacer uso del volante, más que para cambiar de carril cuando sea necesario. 

Sensaciones

La conducción del Citroën Ë-C4 es sencilla y confortable. La aceleración es muy progresiva en los modos eco y normal y tiene suficiente par ( 260 Nm) como para salir airoso de cualquier situación comprometida en carretera. La suavidad de marcha es la característica principal de esta berlina familiar que hará las delicias de los nuevos usuarios de un vehículo eléctrico. 

Precios del Citroën Ë-C4

En función de la versión elegida, el precio de salida es de 32.400€ para el Citroën Ë-C4 Feel, de 33.800€ para el Feel Pack, y de 35.100€ para el acabado Shine. La marca también cuenta con financiación que os mostramos a continuación.

Te puede interesar

Visitamos la planta de montaje del Citroën Ë-C4 en Villaverde

Las claves del Citroën ë-C4, la nueva berlina eléctrica francesa sale a la venta

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here