La asociación del renta-a-car pide inversión en infraestructura.

En España circulaban 674.017 coches híbridos y eléctricos a cierre de 2020. Esa es una de las conclusiones del informe “El parque de turismos por tipo de motor. Datos 2020”, de la patronal de aseguradoras Unespa; que muestra el perfil del conductor eléctrico en España

De los 32 millones de vehículos que había en España en 2020, 24,6 millones son turismos. Si lo filtramos por tipo de motor, resulta que, en nuestro país hay 14,9 millones de vehículos diésel; 9 millones eran de gasolina; y 674.017 se repartían entre “otras motorizaciones”.

“Este último grupo se compone casi en su totalidad por híbridos y eléctricos”, afirma el informe de la patronal de aseguradoras Unespa. “Los motores limpios representan, por lo tanto, un 2,7% del parque de coches”, matizan.

Hombre y mayor de 51 años

Un dato curioso del informe de Unespa es que los conductores veteranos parecen más dispuestos a conducir vehículo impulsado por una batería.

En concreto, un 2,61% de conductores de entre 51 a 65 años se mueven en un coche híbrido o eléctrico. Los jóvenes (aquellos de menos de 30 años) y los sénior (los que rebasan los 65 años) son quienes presentan menos predisposición a conducir un vehículo limpio.

Por sexo, en España, siete de cada 10 pólizas de automóviles tienen a un hombre inscrito ante el seguro como primer conductor del vehículo. Las mujeres figuran como titulares de los tres contratos restantes.

En los vehículos híbridos y eléctricos esta diferencia es algo más acusada. Ellos figuran como conductor habitual el 73,52% de las veces, frente al 26,48% de ellas.

Recarga de un coche eléctrico

La renta favorece la adquisición de un vehículo eléctrico

El retrato de conductor parece indicar que la renta es un factor que favorece la adquisición de un vehículo eléctrico. Esto se confirma al realizar un análisis del reparto territorial de los vehículos limpios.

Las provincias y los municipios con mayor PIB suelen presentar tasas más elevadas. Otros factores que favorecen la adopción de estos vehículos son el tráfico urbano (híbridos y eléctricos tienen más presencia en grandes ciudades y sus coronas metropolitanas que en zonas rurales) y la existencia de flotas en un territorio (ie. taxis, VTC, alquiler, renting…).

Un análisis de la distribución geográfica de los coches limpios desvela que las provincias con una tasa de vehículos limpios más elevada son Madrid (4,87% del parque móvil local), Barcelona (3,66%), Islas Baleares (2,54%), Gerona (2,46%) y Álava (2,42%).

Estos territorios destacan por cumplir alguno de estos factores (o todos): tener una renta superior a la media española, contar con una gran capital o albergar flotas de vehículos amplias que permiten atender la demanda de movilidad de residentes y turistas.

Los puestos de cola corresponden a provincias de interior y en las que la población se encuentra diseminada entre varios municipios, en lugar de concentrarse en una gran área urbana. Es el caso de Cuenca, Teruel, Jaén, Zamora y Cáceres.

coches eléctricos

Un análisis en términos relativos, es decir, midiendo el peso de las motorizaciones eléctricas en relación con el parque móvil local vuelve a identificar la renta y los atascos como los factores que favorecen la adopción de estos vehículos.

Ocho de las 10 localidades con más coches híbridos y eléctricos de España se sitúan en la Comunidad de Madrid. Se trata de Las Rozas, Pozuelo de Alarcón, Rivas-Vaciamadrid, Alcobendas, Madrid capital, San Sebastián de los Reyes, Getafe y Alcorcón.

Completan la lista dos localidades catalanas: Sant Cugat del Vallès y Barcelona, en los puestos cuarto y séptimo de la clasificación.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here