Corsa-e

El Grupo PSA ha confirmado lo que hasta hace horas era un secreto a voces: Fiat quiere unirse a él para formar uno de los grupos automovilísticos con más fuerza a nivel mundial. Para nosotros la pregunta es: ¿qué consecuencias tendría para la movilidad eléctrica?

“Con motivo de las recientes informaciones recogidas por la prensa sobre un posible acuerdo entre Groupe PSA y FCA Group, Groupe PSA confirma que se están desarrollando conversaciones para crear uno de los principales grupos automovilísticos mundiales”.

Con este escueto comunicado, el Grupo PSA ha confirmado lo que varios medios americanos, entre ellos The Wall Street Journal, publicaron ayer como un rumor con mucha credibilidad. Fiat y PSA están negociando una alianza que podría dar lugar al tercer grupo automovilístico a nivel mundial, por detrás de Volkswagen Group y Toyota Motors.

Fiat lleva tiempo buscando un fabricante con el que aliarse para crecer.

Sergio Marchionne, creador de Fiat Chrylser, siempre había defendido las alianzas como mejor de crecer. Vaticinaba que la empresa automovilística que quiera mantenerse a flote en el futuro necesita tener fuerza para desarrollar coches eléctricos y autónomos y para competir con ellos en todos los mercados del mundo. Esta era, a su juicio, la única forma de luchar contra los gigantes asiáticos como SAIC y Geely.

Sus sucesores en el grupo (Marchionne falleció en julio de 2018) tomaron nota de sus enseñanzas. A principios de año se habló de que estaba en negociaciones con Renault, pero la cosa no prosperó. Ahora Fiat busca los apoyos que necesita en el grupo francés PSA y parece que están cerca de llegar a un acuerdo.

¿Una alianza a partes iguales?

Según publica The Wall Street Journal, las dos compañías están abiertas a la fusión pero no han fijado todavía las condiciones del acuerdo.

Si parece que tienen claro quién mandaría. La idea es que Carlos Tavares, actual CEO de PSA ocupe el cargo de consejero delegado de la alianza y John Elkann se convierta en presidente del Consejo de Administración (puesto que ocupa actualmente en Fiat Chrysler).

La fusión de ambas compañías daría lugar al tercer grupo automovilístico más importante a nivel mundial. Juntos podrían llegar a un capital de 50.000 millones de dólares y nueve millones de coches fabricados al año.

2019 Opel Corsa-e

Y en eléctricos, ¿quién gana?

Por la parte que nos toca, la pregunta que queremos responder es: ¿cómo afectará la nueva alianza a la electromovilidad?

Está claro que, en este terreno, hay un claro ganador: los italiano-americanos.

Fiat no tiene ningún eléctrico en su inventario de modelos. De hecho, es uno de los fabricantes que más va a notar las multas europeas por exceso de emisiones (de ahí que haya hecho movimientos como la compra de emisiones de Tesla).

Opel, sin embargo, tiene una larga experiencia en electromovilidad y apuesta claramente por los enchufables como futuro de la movilidad: ha anunciado que todo su portfolio estará electrificado para 2024.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here