Con el ë-C4 puedes presumir de coche eléctrico; también de los lugares que puedes recorrer y visitar con él. Y no solo de boquilla; sino con imágenes… muchas imágenes. La marca de los chevrones te propone dar rienda suelta a tu espíritu influencer con la ConnectedCAM, una cámara de alta calidad que toma fotografías en marcha y las sube a las redes sociales (si tu quieres).

La ConnectedCAM de Citroën forma parte del equipamiento opcional de los Citroën ë-C4; también de los C4 de combustión, de los C3 y los C5 Aircross (incluida la versión híbrida enchufable).

Es un accesorio tan divertido como práctico porque además de realizar instantáneas del paisaje, registra todo lo que sucede alrededor del vehículo; con lo que es, también un elemento extra de seguridad.

Recuerdos que consiguen ‘likes’

La ConnectedCAM de Citroën es una cámara digital de alta resolución integrada en el espejo retrovisor central. Gracias al objetivo gran angular puede tomar fotografías panorámicas (para que te hagas una idea, en la imagen se verá todo lo que aparece centro del parabrisas).

Las imágenes se almacenan en una memoria interna de 16 GB y se visualizan a través de la aplicación que la marca ha creado para este accesorio. Desde la app, el usuario puede decidir si envía las imágenes a sus redes sociales y a cuáles; los ajustes también permiten marcar que todas las fotografías se publiquen por defecto en las redes seleccionadas.

Para hacer las fotos basta con presionar un botón ubicado bajo el retrovisor. Su manejo es muy sencillo y no requiere retirar la vista de la carretera. La cámara hace fotos y graba vídeos: con una pulsación corta se dispara la foto; con una larga, comienza la grabación.

En este vídeo tienes más detalles de su funcionamiento:

La ConnectedCAM de Citroën como un elemento de seguridad

El hecho de poder tomar fotografías de todo lo que sucede delante del C4 eléctrico y poder subirlas a Internet o archivarlas es solo una de las prestaciones de la cámara de Citroën.

La tecnología registra todo lo que sucede mientras el coche está en marcha y aunque solo graba aquellas que indica el conductor hay una función de grabación automática de seguridad. En caso de que el dispositivo detecte una desaceleración brusca comienza, almacena en la memoria interna todo lo sucedido desde 30 segundos antes y hasta un minuto después. Estas imágenes pueden ser de gran ayuda para aclarar lo sucedido en accidentes de tráfico.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here