Lanzamos un alegato acerca de 7 coches para los que pedimos versión eléctrica ¡ya!

En principio, hay dos maneras de hacer un coche eléctrico: transformar uno de combustión en eléctrico o partir de una hoja en blanco y crear un eléctrico desde “cero”.

Fabricantes como Cupra tienen ambas “versiones”. Por ejemplo, el Cupra Formentor tiene versión híbrida enchufable (PHEVm) aunque nació como coche ICE.; y, por otra parte, está el Cupra Born, que es “nativo eléctrico”.

Otros, como MG, tienen la mayoría de su flota como nativos eléctricos, algo que hemos podido comprobar recientemente en al ver la gama del MG y su autonomía y prestaciones.

Cinco coches eléctricos que triunfarán en 2023

Hoy nos centramos en el primer nicho, coches de combustión que podrían adelantar su versión eléctrica. En esta lista, dejamos para el final un par de peticiones como una tardía “carta a los Reyes Magos”…

1. Seat Arona

El SUV utilitario es el tercer coche más vendido de España en este año 2022. Todo un superventas con casi 17.500 unidades matriculadas a particulares. Con una precio de acceso de 18.600 euros, cuenta con motores de gasolina y, además, un interesante “ECO” con motor TGI alimentado por Gas Natural Comprimido.

Tiene una longitud de 4,1 metros, comparte plataforma y componentes con el Seat Ibiza, pero en ningún caso su oferta mecánica contempla, ni siquiera, una versión mildhybrid.

Podría convertirse en eléctrico con baterías de unos 50 kWh y motor de 100 CV, lo que le proporcionaría prestaciones suficientes para el día y cierta capacidad viajera.

2. Dacia Sandero

Una versión eléctrica ampliaría la gama del Dacia Sandero
Una versión eléctrica ampliaría la gama del Dacia Sandero

Un coche deseado por muchos que tiene en su versión alimentada por GLP la opción “ECO” de la gama. Ha sido el segundo coche más vendido de España, con casi 21.000 unidades.

Parte de algo más de 13.000 euros y, sobre todo, de la plataforma del Renault Clio, pero no contempla versión híbridas ni, mucho menos, una híbrida enchufable.

Para una versión eléctrica, ésta podría tener características similares al Seat Arona, pues son coches de tamaños parecidos que se desenvuelven muy bien en el tráfico urbano y las carreteras generales.

Quizá tarde en llegar porque sería como meter al enemigo en casa para el Dacia Spring. Pero teniendo en cuenta que Citroën va a por él con ë-C3 quizá no le venga mal la ayuda.

Los 5 coches eléctricos más baratos para comprar en España en 2023. Guía de precios, potencia y autonomía

3. Toyota C-HR

Toyota presentó en el Salón del Automóvil de Shanghái los VE que planea lanzar en China: el C-HR y el IZOA.

Otro modelo que está en la mente de muchos compradores españoles y para el que pedimos versión eléctrica es el pequeño SUV de Toyota, el C-HR. Mide 4,4 metros de longitud y es, por tanto y por ejemplo, bastante más grande que el Seat Arona.

Sí cuenta con versión híbrida, como suele ser habitual en la marca japonesa y dos niveles de potencia: 122 y 184 CV.  Tiene un precio de partida de 28.600 euros para la versión híbrida autorrecargable de 122 CV.

Pero Toyota es reticente a la tecnología plenamente eléctrica y este coche no opta a ser únicamente recargable. En nuestros sueños, podría contar con baterías de 80 kWh y motor de 130 para solventar el problema.

Aunque, si quieres un Toyota C-HR completamente eléctrico, puedes echar un vistazo al Toyota bZ4X que es 100% EV.

4. Audi Q2

Después de probar el Audi Q4 Sportback e-tron y el Audi e-tron solo podemos decir ¡queremos un Audi Q2 e-tron!

El pequeño SUV de la marca premium tiene muchos seguidores en estos años de vida, pero no tenga ninguna mecánica con hibridación, ni siquiera ligera. Tampoco puede optar, de fábrica, a la alimentación por GNC del Grupo VW que sí vemos en el Seat Arona y, así, conseguir la etiqueta “ECO”. 

Podría ser un coche eminentemente eléctrico para conseguir desplazamientos por su hábitat natural, la ciudad, de manera ecológica y silenciosa.

6. Mazda MX-5

No solo de SUV´s vive el conductor, por lo que, dentro de los 7 coches para los que pedimos versión eléctrica ¡ya!, no podía faltar uno de los roadster más famosos y apreciados del mundo: el Mazda MX-5. 

En su actual generación, cuenta con dos motores de gasolina que pasan su potencia a las ruedas traseras.

Tal vez, debería llevar el motor eléctrico en el tren trasero, para mantener su esencia, y tratar de ubicar unas baterías en la base del suelo. Seguro que la altura de la carrocería al suelo sería un gran impedimento.

Al final, tendríamos un coche divertido y ecológico como pocos.

Bonus track: retrofit de un Porsche 356

Cerramos nuestro particular alegato acerca de los 7 coches para los que pedimos versión eléctrica con una mirada al pasado del automóvil: el Porsche 356. 

El iniciador de la saga del Porsche 911, podría convertirse en un modelo eléctrico con el que disfrutar del clasicismo y la historia del automóvil fusionado con la modernidad y la tecnología del Siglo XXI.

Es un ejemplo de muchos coches clásicos que podrían renacer en utilitarios con una segunda vida eléctrica.

 

Te puede interesar…

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí