¿Puedo convertir mi vehículo histórico en un coche eléctrico? ¿Qué trámites hay que realizar? ¿Dónde y cuándo lo podré usar? ¿Es posible contratar seguros para clásicos? Respondemos a todas estás preguntas (y más).

Los protocolos anticontaminación no respetan la edad, ni siquiera cuando han cumplido los años o superado los requisitos que les otorgan el título de coches históricos (ahora repasamos cuáles son). Por el perímetro limitado de Madrid Central, por ejemplo, solo pueden circular aquellos que pertenecen a residentes en el área limitada o invitados con autorización. Mientras en el primer caso su acceso y circulación es libre; en el segundo, está limitado a un máximo de dos horas.

Eso no significa que haya que dejarlos en el garaje como piezas estáticas de museo. Hay una opción que cada vez más propietarios de vehículos clásicos valoran y ponen en práctica: convertirlo en coche eléctrico. Este proceso tiene un nombre (retrofit); a continuación te contamos en qué vehículos se puede llevar a cabo y los trámites exigidos, incluido contratar seguros para clásicos y solicitar la tasación de coches antiguos.

Coches clásicos y coches históricos

Aunque habitualmente se utilizan como sinónimos un coche clásico no es, necesariamente, un coche histórico.

Para que un coche se considere clásico deben haber pasado, al menos, 25 años desde su fabricación o matriculación. La edad es solo un requisito, además, hay que demostrar que el modelo es original, es decir, que no ha sido sometido a modificaciones salvo que estas se hayan llevado a cabo siguiendo los procedimientos de la época y utilizando piezas auténticas. Una dificultad añadida si queremos que nuestro clásico convertido en eléctrico tenga reconocimiento oficial, pero no imposible: hay eléctricos originales con más de 15 años de antigüedad como el Ford Mustang eléctrico de 1968 o el Ferrari 308 GTE de 1976.

La parte positiva es que puedes convertir un coche clásico en eléctrico y asegurarlo sin necesidad de haberlo registrado como tal (más adelante entramos a fondo en este aspecto).

Además de lo anterior, para que un coche sea histórico debe pasar una rigurosa inspección y tener la documentación correcta, expedida por organismos oficiales.

¿Es posible convertir un clásico en coche eléctrico?

Sí, es posible y bastante más sencillo de lo que se suele pensar.

El proceso por el que un coche de combustión se convierte en eléctrico se llama retrofit. Este práctica es completamente legal en España y solo exige cumplimentar una serie de requisitos oficiales para conseguir la homologación pertinente.

Tapa de carga del MINI Electric clásico
Tapa de carga del MINI Electric clásico

Tanto es así que son muchas las empresas que se encargan del proceso y hay varias marcas que han visto un filón en esta posibilidad, como Aston Martin que ha anunciado alternativas de conversión eléctrica para sus clásicos.

En la galería de fotos recopilamos algunos de los coches clásicos que copan la lista de transformaciones a eléctricos:

Cómo asegurar un coche clásico eléctrico

Transformado y homologado, solo queda un paso para disfrutar de tu coche clásico convertido en eléctrico: asegurarlo.

Son varias las compañías especializadas en asegurar vehículos clásicos. Prácticamente todas ofrecen sus servicios a través de Internet: ofrecen presupuesto online con tan solo introducir la marca y el modelo; también tasación del vehículo, un trámite muy interesante que incluye un estudio, tasación y redacción de documentos que servirán para calcular el valor de posibles daños en caso de siniestro, aportar valor a al vehículo en caso de venta e identificar posibles defectos.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here