Recarga vinculada utilizando las faroals de alumbrado público
Recarga vinculada utilizando las faroals de alumbrado público

El municipio de Houslow, en Londres, ha ideado una solución interesante para facilitar la recarga vinculada a aquellos ciudadanos que no disponen de un garaje en el que instalar su propio cargador, utilizando las farolas de alumbrado público.

Que la tendencia general de los mercados de ventas de vehículos eléctricos es creciente es algo que no duda nadie. Reino Unido es uno de los países que más está apostando por las nuevas formas de movilidad. Ahora desde Londres, y más concretamente desde el municipio de Hounslow, al oeste de la capital británica, que cuenta con un censo de más de 200.000 habitantes, han ideado una manera de ofrecer recarga vinculada a todos aquellos que no dispongan de la posibilidad de montar un punto de recarga en su casa.

Aprovechando el cambio de las farolas de alumbrado público  a tecnología led se ha incorporado la posibilidad de incluir en su báculo un punto de recarga suministrado por la empresa alemana Ubitricity. La empresa también se encarga de  entregar al propietario que solicite este servicio,  que debe ser residente en este municipio, un cable especial que incorpora un contador eléctrico y un sistema que gestiona el propietario del vehículo eléctrico. El cable queda asegurado en sus dos extremos para evitar que se pueda ser desconectado por cualquiera. Mensualmente el usuario recibe la factura en la que se reflejan todas sus recargas que paga mediante tarjeta de crédito.

Puntos de carga en las farolas, una la solución para la recarga vinculada

La potencia que se puede obtener de estos puntos es aproximadamente de 5 kW, lo que es suficiente para realizar una recarga nocturna necesaria para los recorridos diarios en una ciudad. El precio aproximado es de unos 0,15 € por kWh, lo que supone una tarifa muy competitiva.

El municipio está tratando de evitar tener que reservar la plaza de forma exclusiva para la recarga mediante placas de señalización y pintura en el suelo. Por ello, y por la facilidad de instalación de estos puntos de carga, que no necesitan nuevas acometidas ni obras en las aceras, ha decidido instalar tres puntos de carga cerca del domicilio del solicitante para que pueda tener varias opciones de aparcamiento. El principal inconveniente es que este sistema asegura que habrá puntos de recarga para todos los usuarios de vehículos eléctricos que tengan contratado el servicio, pero no evita que los ocupen otros vehículos no eléctricos.


Vídeo: Youtube (fullychargedshow)

La propuesta del municipio de Houslow es interesante para eliminar la barreras para el acceso al vehículo eléctrico para aquellos que no disponen de un lugar donde instalar su punto de recarga vinculado. Evidentemente plantea varias interrogantes, entre otras la posibilidad de que por la noche todos los puntos der recarga estén ocupados por coches de combustión. Se puede considerar un proyecto piloto que puede trasladarse a otros barrios y ciudades, incluyendo variantes y sobre todo las experiencias de estas primeras pruebas.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here