coche volador

Prácticamente desde que el automóvil se convirtió en un elemento de nuestra vida cotidiana, los pensamientos del futuro han girado en torno a la fantasía del coche volador. Esa fantasía parece que se va a convertir en realidad en un futuro muy próximo, pues durante el acto de presentación de sus nuevos productos, la empresa de automóviles china Xpeng presentó hace un par de semanas un proyecto de coche volador que estará en el mercado para 2024.

La conmoción generada por esta noticia ha sido tal que, a pesar de que gran parte de la presentación se dedicó a los nuevos sistemas de conducción autónoma que se dice, pueden ser más avanzados que los que cuenta actualmente Tesla y que posiblemente sean más importantes para el futuro del automóvil que el propio coche volador, la mayoría de los titulares se han centrado en este hecho. Por lo tanto, vamos a hacer una pequeña revisión de en qué situación se encuentran las proyectos de fabricación de coches voladores hoy en día.

El coche volador de Xpeng

Son pocos los detalles se han proporcionado acerca del coche volador de Xpeng, pero de momento destaca su versatilidad, pues aseguran que el coche volador eléctrico Voyager X2 también podrá circular por las carreteras. Del mismo modo, se conoce que su llegada es inminente, ya que se comenzará a producir en serie en 2024, y que su precio no superará el millón de yuanes (135.000€). Ese coche volador, que está siendo desarrollado por la filial de Xpeng, HT Aero, tendrá un diseño ligero y un rotor que se podrá plegar. Esto permitirá que el coche circule por las carreteras y luego vuele una vez que los rotores se expandan.

Esta no es la primera noticia sobre este tipo de vehículos en China, pero hasta el momento es la única que ha sido capaz de anunciar una fecha de producción y un precio. Muchos lectores recordarán que el pasado mes de marzo Volkswagen presentó el prototipo de un vehículo (el Hover Car) eléctrico con forma de cilindro transparente.

Advertisement

Geely también ha estado muy activa en este terreno y este año completó su adquisición de la empresa estadounidense de coches voladores Terrafugia, e invirtió en Volocopter, una empresa alemana de I+D de taxis voladores eléctricos. Recientemente, Transition (TF-1), una filial de Geely, obtuvo el primer certificado del mundo de aeronavegabilidad especial de la Administración Federal de Aviación (FAA) de los Estados Unidos.

Los coches voladores ya están aquí

Morgan Stanley predice que el mercado de los coches voladores alcanzará los 320.000 millones de dólares en 2030. Se calcula que hay más de 100 proyectos de vehículos voladores en distintos países del mundo. Algunos están bastante avanzados, como el prototipo presentado el año pasado en Japón por Skydrive, respaldado por Toyota, que podría estar disponible para el año 2023. Otros cuentan con importantes sponsors, como Larry Page, cofundador de Google, que está financiando personalmente tres empresas, Zee Aero, Opener y Kitty Hawk. O Uber, con su ambicioso Uber Elevate.

Entre los unicornios de coches voladores, Volocopter, con sede en Alemania, ha comercializado su VoloCity como el primer taxi aéreo de propulsión eléctrica con licencia comercial; sus primeros vuelos comerciales están previstos para 2022. No cabe duda que su popularización deberá traer consigo nuevas normas del tráfico aéreo que aseguren la seguridad de los usuarios, y el mundo bajo ellos.

El cambio en la movilidad que trae la electrificación

Personalmente no creo que el coche volador vaya a sustituir al automóvil personal en un futuro, ni próximo ni lejano. Lo más importante es que esto nos muestra que la movilidad eléctrica no es meramente el hecho de cambiar un motor de combustión por otro propulsado con baterías, sino que va a ser un cambio completo en la movilidad tal y como la conocemos, con una gama de vehículos que pueden ir desde estos coches voladores hasta las simples bicicletas eléctricas y que a su vez posiblemente transformarán nuestras ciudades y la relación de las personas con los vehículos que utilizan para moverse.

Estamos en la infancia del vehículo eléctrico y en menos de una década ya está poniendo fin a 100 años de reinado del automóvil de combustión. Es difícil imaginar cómo será el nuevo mundo de la movilidad eléctrica, pero las tendencias apuntan a que contará con una gran variedad elementos, que serán más limpios, y que la propiedad del medio disminuirá en importancia.

Desde China, Pedro Ceinos.

Te puede interesar

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here