xpeng

Al igual que Nio, el fabricante chino de automóviles eléctricos Xpeng ha iniciado su expansión internacional.

Pero a diferencia de su rival, que lanzó una serie de campañas llamativas en Noruega, Xpeng se aterrizó silenciosamente en el país escandinavo el mes pasado.

En Noruega, Xpeng ha comenzado a comercializar sus SUV G3 y sedanes P7. La startup china de vehículos eléctricos tiene como objetivo llegar a más mercados europeos en 2022, tal y como declaró un portavoz de la compañía al medio TechCrunch.

El motivo del silencio de Xpeng respecto a su expansión internacional puede deberse probablemente al lanzamiento hoy de su SUV G9.

“G9 es nuestro primer modelo concebido y desarrollado desde cero para los mercados internacionales y chino, llevando nuestros diseños más sofisticados a nuestros clientes en todo el mundo”, dijo el cofundador y presidente de la firma, Henry Xia, en una exposición de coches este viernes.

Xpeng G9

Advertisement

El SUV es el cuarto modelo de producción de Xpeng y será el primero en poseer el último sistema avanzado de asistencia al conductor del fabricante de automóviles. El ADAS, llamado Xpilot 4.0, está construido para la conducción urbana, como explicó Xpeng en su Tech Day el mes pasado. Incorporar Xpilot 4.0 en un automóvil de pasajeros es ambicioso, ya que la versión tiene como objetivo ayudar a cualquier cosa, desde la “puesta en marcha del vehículo hasta el estacionamiento”, un gran paso más cerca de la conducción totalmente autónoma.

La potencia de cálculo de Xpilot 4.0 proviene de dos unidades Nvidia Orin-X system-on-the-chip. Su hardware incluye una mezcla de cámaras, radar de ondas milimétricas y una red de percepción visual 3D.

Según apunta TechCrunch, el G9 no se lanzará en China hasta el tercer trimestre de 2022, por lo que es probable que los clientes europeos no puedan probar el SUV hasta 2023.

Ver las imágenes de origen

Los retos a los que se enfrenta Xpeng

Mientras tanto, Xpeng tiene mucho trabajo por hacer antes de que sus coches altamente autónomos estén listos para enviarse internacionalmente. Tendrá que establecer redes de carga en sus mercados objetivo, un proceso que es propenso a las interrupciones por la pandemia. Xpilot también se basa en el mapeo de alta definición, por lo que la firma china probablemente tendrá que asociarse con proveedores de navegación locales.

Xpeng también puede ser cuestionado por los gobiernos locales con respecto a la seguridad de sus coches inteligentes. Los gobiernos de todo el mundo varían en su actitud hacia la autonomía de los vehículos y los episodios de colisiones en los que se ha visto involucrado el ADAS de Tesla solo han aumentado su escepticismo sobre la tecnología.

Xpeng ha hecho algunos preparativos en este sentido. Por ejemplo, probará a los conductores y les dará una puntuación de seguridad antes de permitirles activar Xpilot. El sistema de monitoreo incorporado de sus vehículos también seguirá examinando a los conductores y puede revocar el acceso a Xpilot si determina que un conductor está actuando de manera irresponsable.

Fuente: TechCrunch.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here