Elon Musk presume de que sus coches eléctricos cuentan con el software de conducción autónoma más avanzado del momento.

Puede que esto sea cierto pero, tal y como evidencia este vídeo de la CNN, el la conducción autónoma total de Tesla tiene todavía mucho trabajo por delante hasta ser cien por cien fiable

La cara del conductor lo dice todo: viaja con el sistema de conducción autónoma total de Tesla, el Autopilot, activado pero tras encadenar una serie de fallos a este probador de la cadena inglesa CNN parece que le resulta algo inquietante apartar las manos del volante. Y tiene motivos…

“Cuando un grupo de niños pequeños cruzaron frente a nuestro Tesla con conducción autónoma total tenía buenas razones para estar nervioso”, afirma Matt McFarland, redactor de la CNN encargado de probar el paso siguiente al Autopilot de Tesla.

Advertisement

Durante una mañana probando el el modo de conducción autónoma total del Tesla Model 3, McFarland, “he visto como el software casi choca contra un lugar en construcción, como intentaba circular por el lado contrario de la carretera y como casi se empotra contra un camión”.

“Los conductores enojados tocaban el claxon mientras el sistema vacilaba, a veces justo en medio de una intersección”, afirma McFarland.

El vídeo que pone en evidencia el funcionamiento del software de Tesla

Para su prueba, la CNN ha contado con la colaboración de Jason Tallman un youtuber que comparte en la plataforma de vídeos su día a día con su Tesla Model 3.

La prueba comienza en Flatbush Avenue en Brooklyn. Es esta una arteria urbana que canaliza miles de automóviles, camiones, ciclistas y peatones hacia Manhattan. “Incluso para los conductores humanos experimentados, puede ser un desafío”, apuntan desde la cadena.

“La conducción en la ciudad es caótica, con vehículos con semáforos en rojo y peatones en casi todas las cuadras”, prosiguen. “Está muy lejos de los vecindarios suburbanos y las carreteras predecibles alrededor de las oficinas de Tesla en California, o de las amplias calles de Arizona, donde Waymo de Alphabet opera vehículos totalmente autónomos”, señalan.
En las imágenes se aprecia como la tecnología de conducción autónoma de Tesla falla en varias ocasiones poniendo en peligro al ocupante del vehículo y otros usuarios de la vía.

Los errores de sistema autónomo

“En un momento estábamos circulando por el carril derecho de Flatbush; un sitio en construcción apareció de frente y el coche siguió a toda velocidad hacia una hilera de vallas metálicas”, relata el redactor de la CNN.

“Sentí un deja vu cuando recordé un video en el que el propietario de un Tesla frenaba de golpe después de que su automóvil parecía estar a punto de estrellarse contra un sitio en construcción”, apunta.

La conducción autónoma total de Tesla

El software de conducción autónoma total forma parte de la lista de equipamiento opcional que Tesla ofrece a sus clientes.

En el caso del Tesla Model 3 supone un desembolso de 7.500 euros que se suman a los 45.990 que cuesta la versión de acceso a la gama.

El software todavía está en Beta y actualmente solo está disponible solo para un grupo selecto de propietarios, aunque Elon Musk ha afirmado que es inminente una implementación más amplia.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here