Model 3

Tesla ha comenzado a entregar los Model 3 en China poco antes de lo previsto en un intento de realzar sus ventas, golpeadas duramente en los últimos meses por las tensiones comerciales entre China y Estados Unidos.

La firma con sede en California ya ha ajustado los precios y ha añadido una variante más barata del Model 3 a su gama para hacer que sus coches fabricados en Estados Unidos sean más asequibles en China en medio de altas tarifas de importación.

La marca de vehículos eléctricos norteamericana dijo en un comunicado que celebró un evento de entrega en Pekín el viernes que “marcó un hito significativo para el mercado”.

Inicialmente, la firma había acordado el comienzo de marzo para las entregas del Model 3 en China. Los clientes que realizaron sus pedidos antes del final de 2018 ya están comenzando a recibir sus pedidos, mientras que los que realizaron el pedido en 2019 empezarán a recibir sus coches a finales de marzo.

Estados Unidos y China mantienen actualmente conversaciones encaminadas a resolver su disputa comercial. Si las dos partes no logran llegar a un acuerdo antes del 1 de marzo, los aranceles de los EE. UU. sobre $200 mil millones de importaciones chinas aumentarán del 10% actual al 25%.

“Veo su entrega antes de lo esperado como un esfuerzo para tratar de aprovechar el mercado lo más rápido posible en medio de la gran competencia”, dijo Alan Kang, un analista de LMC Automotive.

“Muchos de sus clientes potenciales no sólo estarán considerando el Model 3 de Tesla, sino también otros modelos de coches eléctricos como el I-PACE de Jaguar o el de Audi y Mercedes-Benz”, agregó el analista con sede en Shanghái.

Guerra comercial entre China y Estados Unidos

Mientras que las ventas de automóviles en China han disminuido a medida que la economía se ralentizaba, el negocio de Tesla fue golpeado duramente después de que Pekín elevara los aranceles sobre las importaciones de automóviles estadounidenses en un 40% en julio en medio de las tensiones comerciales. Desde entonces, China ha suspendido temporalmente el arancel adicional del 25%, reduciéndolo al nivel del 15%.

Tesla actualmente importa todos los coches que vende en China, pero está inmersa en el proceso de construcción de una fábrica en Shanghai que fabricará los Model 3 desde la fase inicial y ayudar a minimizar el impacto de la guerra comercial.

Estados Unidos y China mantienen actualmente conversaciones encaminadas a resolver su disputa comercial. Si las dos partes no logran llegar a un acuerdo antes del 1 de marzo, los aranceles de los EE. UU. sobre $200 mil millones de importaciones chinas aumentarán del 10% actual al 25%.

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here