Comisión Europea

Volkswagen trabaja intensamente en su nueva gama de vehículos eléctricos. Sus planes pasan por tener en no muchos años una de las ofertas eléctricas más amplias del mercado y eso se traducirá en muchas baterías que reutilizar. Por eso trabaja en un innovador proyecto para reciclar las baterías de sus coches eléctricos.

Los detractores de los coches eléctricos señalan a las baterías como una peligrosa fuente de contaminación. Lo que no tienen en cuenta las críticas es que los fabricantes están trabajando duro para reducir el impacto medioambiental de las baterías una vez que finaliza su vida útil.

Volkswagen ha puesto en marcha en su fábrica de Salzgitter, al suroeste de Braunschweig, Alemania, un proyecto piloto para reciclar las baterías de sus coches eléctricos. El objetivo es devolver las materias primas a la cadena de procesos de fabricación.

“Durante diez años, hemos estado investigando cómo podemos recuperar materias primas. Estos incluyen, sobre todo, cobalto, litio, manganeso y níquel ”, ha dicho Thomas Tiedje, Jefe de Planificación Técnica.

Así es el proceso de reciclaje de baterías que está probando Volkswagen

El primer paso es una análisis en profundidad de las baterías para decidir cuál de los dos posibles caminos van a seguir:

  • a la batería se le da una “segunda vida”
  • se recicla

Las baterías destinadas a seguir trabajando pueden convertirse en estaciones de carga rápida que pueden operarse de manera autónoma, por ejemplo, en festivales o eventos a gran escala.

Estación de carga móvil de Volkswagen

Banco de energía para vehículos eléctricos: la estación de carga rápida móvil de Volkswagen Group Components

Las baterías que no reciban una segunda vida serán recicladas por el personal de Salzgitter.

En este proceso, las partes individuales de la batería primero se triturarán, luego el material se secará y se tamizará, lo que permitirá a los empleados extraer el llamado “polvo negro”. Este contiene las valiosas materias primas de cobalto, litio, manganeso y níquel.

“Estos materiales solo deben separarse individualmente, después de lo cual están disponibles nuevamentepara la producción de baterías nuevas”, explica Volkswagen.

Este gran proyecto piloto se ha establecido un objetivo muy ambicioso: reciclar el 97% de todas las materias primas.

Hoy, es del 53%, y la planta en Salzgitter elevará esta cifra hasta el 72%.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here