¿Estás preparado para conducir un coche eléctrico? No te apures, no tienes que responder de sopetón. Peugeot ha elaborado un cuestionario con ocho preguntas, de tus respuestas obtendrás la definitiva

1. ¿Cuántos kilómetros recorres al día?

La autonomía de un coche eléctrico es una de las tres cifras clave a la hora de adquirir un enchufable. Modelos como los Peugeot e-208 y e-2008 están equipados con una batería de gran capacidad de 50 kWh, que permiten ofrecer una autonomía de más de 300 kilómetros en condiciones reales.

Esta cifra cubre las necesidades diarias de la mayoría de los automovilistas y permite realizar trayectos largos por carretera con el respaldo de su sistema de recarga rápida, con el que se puede recuperar hasta un 80% de la capacidad de la batería en sólo 30 minutos: el tiempo justo para hacer un alto en el camino y tomarse un café o un refresco.

2. ¿Cuánto tiempo pasa tu coche aparcado?

Como sucede con otros artículos omnipresentes en nuestras vidas, como los smartphones, lo habitual es dejar el automóvil estacionado por la noche; horas que se aprovechan para cargar las baterías.

Los fabricantes ofrecen soluciones de carga en el domicilio o el centro de trabajo. En el caso concreto de Peugeot, cuenta con el servicio Easy Charge que permite obtener una carga completa en poco más de cinco horas en trifásico (11 kW), o en ocho horas en monofásico (7,4 kW).

Al comprar el coche, expertos de Peugeot realizan un diagnóstico previo para evaluar la instalación eléctrica necesaria y la mejor instalación final.

3. ¿Cuál es tu estilo de conducción?

Ponerse al volante de un eléctrico está al alcance de todo tipo de conductores. Basta con tener en cuenta algunas peculiaridades de esta tecnología para sacar el máximo partido a la autonomía de estos vehículos. Por ejemplo, mantener una velocidad constante, usar moderadamente el acelerador o aprovechar el sistema de recuperación de energía en frenadas puede llegar a aumentar la autonomía alrededor de un 20%.

Consejos para conducir y mantener tu coche eléctrico en invierno

Pisar el acelerador puede ser una tentación al circular en modo eléctrico, al tener todo el par motor disponible en cualquier circunstancia. Sin embargo, usar ese pedal implica un mayor consumo de energía que se paga en forma de kilómetros de autonomía. Por eso, al circular en modo “cero emisiones”, es mejor aprovechar al máximo la inercia y recorrer el máximo de metros posibles sin acelerar. Se calcula que, gracias a la regeneración de energía, cada kilómetro recorrido sin utilizar el acelerador supone 300 metros de autonomía adicional.

4. ¿Tienes un ‘smartphone’?

No es imprescindible para conducir un coche eléctrico, pero tener el teléfono móvil a mano con la aplicación del fabricante abre un mundo de posibilidades…

La app MyPEUGEOT, compatible con iOS y Android, convierte el smartphone en un auténtico mando a distancia para los Peugeot e-208 y e-2008: se puede programar la recarga a unas horas determinadas, consultar el nivel de carga e, incluso, comenzar o interrumpir la carga en cualquier momento.

En el apartado de confort, con MyPEUGEOT no es necesario gastar tiempo y energía para asegurar una temperatura óptima al entrar en el habitáculo. La app actúa como un control remoto del sistema de climatización, que puede activarse antes de subir a bordo y sin merma del nivel de carga de la batería y de autonomía, si el automóvil está enchufado a la red eléctrica. Además, ofrece la posibilidad de programar esta función para que se active automáticamente teniendo en cuenta nuestros horarios habituales.

5. ¿Temes no encontrar un punto de carga?

Para ayudar a los usuarios de vehículos eléctricos o híbridos enchufables en su vida diaria, Free2Move, la marca de Groupe PSA especializada en servicios de movilidad, ofrece, a través del móvil, acceso a 110.000 puntos de recarga en toda Europa, entre ellos el 85 % de la red de cargadores públicos en España. También permite planificar viajes en función del estado de carga del vehículo y de las electrolineras que se encuentran en el recorrido.

Iberdrola crea el primer mapa de puntos de carga verificados de España: un total de 3.600

6. ¿Necesitas acceder al centro de la ciudad?

Los eléctricos son el mejor pasaporte para moverse con total libertad en el centro de las grandes ciudades, incluso en episodios de alta contaminación, ya que disfrutan de los beneficios del distintivo “Cero” de la DGT.

7. ¿Qué nivel de confort y espacio de carga esperas de tu automóvil?

Es muy raro encontrar un eléctrico que pierda espacio con respecto a sus hermanos de combustión por alojar las baterías: las versiones eléctricas ofrecen la misma habitabilidad y volumen de maletero que los modelos convencionales.

Tampoco hay variaciones cuando se trata de calentar o enfriar el habitáculo.

8. ¿Qué presupuesto dedicas al automóvil mes a mes?

Esta es, para muchos, la gran pregunta…

El precio de venta de eléctrico suele ser más elevado que el de un vehículo con motor de combustión interna. Sin embargo, su coste total, teniendo en cuenta tanto la tarifa de compra como el coste de uso, es mucho menor.

Por ejemplo, si tomamos un automóvil con motor PureTech 130 y caja de cambios automática, veremos que supone un gasto mensual de 63 euros en combustible y de 27 euros en mantenimiento. Sin embargo, con su equivalente eléctrico, el coste de la electricidad sería de unos 20 euros al mes y el mantenimiento supondría 18 euros. En total, la opción “cero emisiones” sería un 57% más barata mes a mes. Y eso, sin contar otros gastos como estacionamiento, impuestos, etc.

Por otra parte, más del 80% de los vehículos electrificados se comercializa a través de renting, que permite disfrutar de un turismo eléctrico o híbrido enchufable pagando unas cuotas mensuales competitivas que incluyen gastos como el seguro, el mantenimiento, la asistencia en carretera y la gestión de multas.

Bonus track…

Entonces, ¿estás preparado para conducir un coche eléctrico?

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here