Con media España en alerta por nevadas, viento y lluvia ha llegado el momento de dar oficialmente a bienvenida al invierno. Una época del año que, por cierto, no es la preferida de tu coche eléctrico. El frío no le sienta bien y si no lo mimas como se merece puede que te dé alguna sorpresa desagradable. Aquí van unos cuantos consejos para conducir y mantener tu coche eléctrico en invierno.

A tu coche eléctrico no le gustan las temperaturas extremas. Ni mucho frío, ni mucho calor, aunque si pudiera elegir se quedaría con unos grados de más que de menos.

Como propietario no está de más que tengas en cuenta que hay ciertos cuidados que le pueden poner las cosas mucho más fáciles. Tu coche lo agradecerá porque evitarás sorpresas desagradables y reducirás el riesgo de sufrir un accidente por culpa de las inclemencias meteorológicas.

Consejos para conducir en invierno

Muy suave con el acelerador

Cuando hay hielo o nieve en la calzada, con un vehículo de combustión se aconseja circular con la marcha más larga posible para aumentar el agarre a la calzada.

Con un enchufable tienes que olvidar lo aprendido; primero, porque la mayoría son automáticos y, segundo y más importante, porque entregan todo su par motor desde el primer momento.

Esto último es muy importante porque supone que un coche eléctrico tiene toda la fuerza de su motor disponible desde el primer momento. En marcha esto se traduce en un aceleración mayor y sobre una carretera con firme deslizante en un aumento de las posibilidades de que las ruedas patinen.

Conclusión: si tienes que arrancar tu coche eléctrico y hay agua, nieve o hielo en la calzada, cuida de pisar el acelerador de forma suave y progresiva.

Pruebas de invierno del FF91
Pruebas de invierno del FF91

Aprovecha el sistema de recuperación de energía

Buena parte de los coches eléctricos modernos (puedes consultar todos los modelos del mercado en nuestra Guía de Coches Eléctricos) están equipados con sistema de recuperación de energía que carga parte de las baterías cuando el coche pierde velocidad.

Esto hace que en un enchufable el freno se utilice mucho menos que en un vehículo de combustión. Esta característica es, además, una ventaja cuando se trata de conducir sobre terreno deslizante porque reduce el riesgo de patinazos (o aquaplaning si lo que hay es agua).

Si hay nieve en la carretera

Esto vale para cualquier vehículo con independencia de su tipo de propulsión.

Si hay nieve en la carretera hay que ser muy suave y cuidadoso con los mandos. Gira el volante lo que tengas que hacerlo pero evita maniobras bruscas que te pueden hacer perder el control.

Es recomendable seguir el trazo de las roderas de otros vehículos para reconocer con mayor facilidad el recorrido de la carretera y las maniobras que han  realizado otros coches (como, por ejemplo, el trazado de una curva, o para detectar obstáculos en la carretera como piedras).

Además, debes evitar los cambios de carril y los adelantamientos si no son imprescindibles y aumentar la distancia de seguridad.

Importante es recordar que los coches eléctricos también necesitan cadenas para circular por las carreteras en las que la acumulación de nieve impide el paso sin ellas (salvo que hayas montado neumáticos de nieve). Recuerda que las cadenas se montan siempre en el eje de tracción y que puedes elegir cadenas metálicas o de tela. Este vídeo te explica cómo hacerlo:

Si hay mucho viento

Cuando conduces con ráfagas fuertes de viento hay que aminorar la velocidad y mantener un régimen alto de revoluciones en el motor para mantener la trayectoria.

También es importante sujetar con fuerza el volante y realizar movimientos suaves. Circula por el centro del carril, y extrema la precaución al adelantar (especialmente si es un vehículo grande, como un camión) y al salir de túneles.

Consejos para mantener tu coche eléctrico a punto en invierno

Los expertos (empezando por la DGT) aconsejan planificar bien la ruta y preparar a conciencia el coche antes de salir de viaje en invierno. Antes de salir de casa comprueba si en tu camino hay vías cortadas o con riesgo de nevadas a través de su web.

Para evitar sorpresas desagradables es importante que verifiques que en tu coche está todo como debe.

  • Empieza por la batería.
    La batería de los coches eléctricos no necesita un mantenimiento específico pero es normal notar que la autonomía se reduce cuando bajan mucho las temperaturas.
    Entre otras razones esta merma de autonomía se debe al abuso del sistema de climatización. Para evitar perder muchos kilómetros puedes calentar el habitáculo antes de ponerte en marcha, con el coche todavía conectado al punto de carga; algunos modelos incluso permiten programar la temperatura del habitáculo de forma remota.
    Si tu coche tiene asientos calefactados no dudes en usarlos, esta función consume menos electricidad que la calefacción.
  • Sigue por los neumáticos.
    Hablamos hace tiempo de cómo son los neumáticos de los coches eléctricos. Dijimos entonces que aunque cada vez son más los fabricantes que se decantan por neumáticos específicos, todavía hay muchos modelos que montan gomas convencionales aunque en un coche eléctrico se desgastan hasta un 30% más rápido.
    Lo habitual es que los coches eléctricos monten neumáticos de baja fricción. Estos aumentan su autonomía, pero también reducen la adherencia sobre suelo mojado.
    Otro dato a tener en cuenta es el desgaste. Como en cualquier vehículo, los coches eléctricos tienen prohibido circular cuando el dibujo de la banda rodadura es inferior a 1,6 mm, aunque lo recomendable es montar unos nuevos cuando baja de 2 mm, especialmente en invierno.
  • Luces.
    Los expertos calculan que en invierno la visibilidad se reduce hasta un 30% (hay menos horas de luz, episodios de lluvia, niebla…).
    Antes de ponerte en carretera comprueba que todas las luces funcionan correctamente. Recuerda que tan importante es ver como ser vistos.
  • Escobillas.
    Un elemento injustamente olvidado y de crucial importancia en invierno son las escobillas del parabrisas. Si no funcionan como deben será muy peligroso pues poder ver seriamente reducida la visibilidad durante el trayecto.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here