Aunque la compra sigue siendo la fórmula más demandada para estrenar coche eléctrico, opciones como el alquiler a largo plazo o el alquiler con derecho a compra van ganando adeptos. La pregunta es: compra, renting o leasing, cuál interesa más.

Los kilómetros a recorrer y la liquidez disponible son los factores que más deben pesar a la hora de elegir la opción más rentable en cada caso.

“Para decidirse por una modalidad u otra el cliente debe hacer un análisis de sus necesidades de movilidad en el momento en el que se encuentra, teniendo en cuenta los kilómetros que puede realizar al año, los costes del mantenimiento del vehículo y por supuesto el desembolso económico que está dispuesto a asumir”, explican desde el operador ALD Automotive.

A continuación repasamos las claves de las tras fórmulas de movilidad que ofrece el mercado: compra, renting o leasing.

Compra, la fórmula tradicional

Hasta hace relativamente poco tiempo, los conductores debían tomar dos decisiones antes de cerrar la adquisición de su coche. La primera, el combustible: diésel o gasolina. La segunda, la forma de pago: al contado o financiado.

Hoy, en día, las opciones son más variadas. Al gasoleo o la gasolina se unen las alternativas electrificadas y aunque las fórmulas de pago siguen siendo dos, lo de ir pagando el coche mes a mes gana por goleada.

Financiar la compra de un coche es la opción elegida por casi todos los compradores. La razón es sencilla: todas las ofertas que veas estarán siempre ligadas a la financiación. Es decir, o aceptas financiar el pago o no podrás disfrutar del descuento anunciado. La financiación conlleva el pago de intereses; pero, a cambio, además de evitar que el desembolso sea total recibes una serie de compensaciones como ampliación de garantía y primeras revisiones y mantenimiento gratuitos.

Es importante señalar que cada vez son más las entidades bancarias que ofrecen créditos especiales para financiar la compra de vehículos eficientes.

Concesionario Nissan

A favor de comprar un coche eléctrico

La compra de un coche eléctrico es la opción indicada si tu economía te permite afrontar un desembolso inicial (lo que se conoce como entrada). De este modo, podrás reducir el tiempo y la cuantía de los pagos mensuales.

Todo lo que necesitas saber para solicitar la ayuda del Plan Moves 2020

También es la alternativa a valorar si tu intención es mantener el vehículo durante un tiempo prolongado y no haces muchos kilómetros.

Ten en cuenta también que, a día de hoy, la compra de un coche eléctrico disfruta de los incentivos de los planes de ayudas del Gobierno: el Plan Moves y el Plan Renove.

Renting: una cuota mensual, sin sorpresas

Dos son las grandes ventajas que aporta el renting de coches eléctricos:

  • no es necesario realizar una gran inversión
  • el usuario sabe “con certeza” la cuota mensual a pagar

El renting o alquiler a largo plazo es una opción en la que el conductor no es titular del coche eléctrico, que se matricula a nombre de la empresa alquiladora.

Renting de coches eléctricos: cuánto cuesta alquilar un Renault ZOE, un Nissan Leaf… (ACTUALIZADO)

El arrendatario elige el modelo y sin necesidad de abonar una entrada negocia la cuota mensual en función del tiempo que vaya a durar el contrario (el mínimo suele ser dos años), los kilómetros que vaya a recorrer cada año (si se pasa, tendrá que pagar la diferencia) y los servicio incluidos (mantenimiento, impuestos, averías y asistencia en carretera siempre están incluidos; el seguro, cambio de neumáticos… es opcional).

Crece la flota de renting Cero Emisiones de Alphabet

A favor del renting de un coche eléctrico

El renting es una buena opción si haces muchos kilómetros al año (con lo que, lo normal, es que cambies de coche con cierta frecuencia). También si crees que tus necesidades de movilidad van a cambiar en un futuro cercano o si quieres que el coste de uso y disfrute de tu vehículo sea fijo con independencia de lo que pase.

Este año, como novedad, el Plan Moves 2020 subvenciona los vehículos eléctricos adquiridos en modalidad renting.

Leasing, alquiler con derecho a compra

El leasing es una fórmula similar al renting, es decir, se basa en el abono de una cuota mensual, pero con dos diferencias fundamentales:

  • como el objetivo final es la adquisición, el vehículo se matricula a nombre del titular del contrato de arrendamiento
  • como propietario, es el titular quien asume los gastos derivados de la compra y disfrute del coche. Es decir, en el pago mensual no están incluidos impuestos, mantenimiento, ITV… que correrán por cuenta del titular

Hay dos formas de adquirir un coche eléctrico en leasing:

  • Leasing de tipo cerrado: cuando finalice el contrato, siempre y cuando el vehículo no incumpla ninguna norma establecida, podrás devolver el vehículo sin problemas.
  • Leasing de tipo abierto: si el vehículo cumple lo establecido, al finalizar el contrato estarás obligado a comprarlo. Para la mayoría de usuarios les viene mejor el de tipo cerrado pero tal vez te pueda interesar este tipo de leasing por sus características.

A favor del leasing de un coche eléctrico

El leasing es una fórmula muy valorada por los autónomos y pequeñas empresas ya que ofrece importantes beneficios fiscales.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here