La matriz de Renault y Nissan apuesta por la eficiencia energética en las fábricas de automoción para ahorrar 15 GWh/año

0
403

 

Avtovaz, que es el primer fabricante del sector automóvil ruso y el cuarto productor mundial, comercializa las marcas de Renault y Nissan. Ha firmado un contrato marco de colaboración global con EDF Fenice, filial especializada en servicios energéticos del grupo EDF, para corregir los factores de potencia en su centro de Togliati (Rusia) y mejorar la eficiencia energética.

 

El acuerdo al que han llegado Avtovaz (RenaultNissan-Avtovaz) y EDF Fenice incluye la instalación de correctores de los factores de potencia en más de 1200 motores eléctricos situados en el centro de producción de Togliatti (Rusia) para mejorar la eficiencia energética.

Ahorros de más de 15 GWh/año

Esta iniciativa de optimización permitirá a Avtovaz reducir significativamente las pérdidas de energía eléctrica y ahorrar más de 15 GWh/año de energía activa, a través de una disminución de la energía consumida por los motores eléctricos de más del 7% por motor.

Iniciada en 2009, la optimización global de los consumos eléctricos de la planta Avtovaz de Togliatti (Rusia) ha sido desarrollada a través de intervenciones programadas en las diferentes instalaciones de la planta: sistemas de producción de aire comprimido, sistemas de iluminación industrial y ahora la corrección del factor de potencia en la red interna de distribución.

A día de hoy, todas las intervenciones de eficiencia energética de EDF Fenice, en las que han participado ingenieros españoles, permiten al fabricante ruso ahorrar 117 GWh/año, lo que equivale al 75% del consumo anual de electricidad de la planta PSA Peugeot Citroën de Vigo, y una reducción de emisiones a la atmósfera de alrededor 40.000 toneladas anuales de CO2 .

A través de la reducción simultánea de los costes y de las emisiones de CO2, la eficiencia energética alcanzada por ambos socios permite así conciliar competitividad, protección del empleo y desarrollo sostenible, al servicio de una industria moderna, limpia y eficiente.

Planta PSA Peugeot Citroën

El Centro de Vigo, dedicado a la fabricación de vehículos, está convencido de que la conservación del medio ambiente es una prioridad y entre las medidas que está adoptando se incluye la de continuar con la reducción de sus emisiones atmosféricas a fin de asegurar una mejor calidad del aire en su entorno, impulsar la minimización de residuos generados por vehículo fabricado, apoyando medidas para una mayor utilización de embalajes durables en los nuevos lanzamientos, reforzar el control operacional de las situaciones accidentales y potenciales de emergencia y estudiar, siempre que sea posible, la firma de acuerdos ambientales con las Administraciones Central, Autonómica o Local.

Las plantas de producción de vehículos consumen en su actividad recursos naturales (agua y energía) y generan residuos. El Centro de Vigo prácticamente ha eliminado sus por el cese de uso de fuel-oil. Desde 2005, sólo consume gas natural. Clasifica debidamente los residuos generados diariamente por su actividad, separando en origen cada desecho, que se deposita en su contenedor específico.

Además, es una planta eficiente en el consumo de recursos naturales, lo que significa que la producción de sus vehículos se lleva a cabo con la menor cantidad de recursos posibles. En el desarrollo de su actividad industrial, la planta consume electricidad, gas y agua por debajo del umbral de eficiencia energética establecido por el Grupo.