Datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) recogidos por la agencia de notas EuropaPress apuntan que en los cuatro meses que han transcurrido desde se activara la tercera edición de la línea de ayudas a la adquisición de vehículos eficientes, han recibido más de 27.500 solicitudes. Supone esto que, por el momento, se han bloqueado subvenciones por valor de 256 millones de euros.

El Plan Moves III cuenta con una dotación de 400 millones de euros a repartir hasta 2023; supone esto que se habría superado la mitad del presupuesto. La buena noticia es que el Gobierno se comprometió a duplicar la cifra si había suficiente demanda como parece está sucediendo.

Desde el IDAE recuerdan que el Plan Moves es un programa territorial por lo que no se ha puesto en marcha a la vez en todo el territorio nacional; el organismo toma como referencia septiembre para contar esos cuatro meses.

Desde el IDAE consideran que la respuesta que está teniendo el Moves III es “satisfactoria” y esperan que el ritmo de solicitudes se mantenga e incluso aumente en 2022 y 2023.

Advertisement

Ayudas a la instalación de puntos de carga

Otro dato interesante es que este Plan Moves III está agotando antes las ayudas a la instalación de puntos de carga que las de adquisición.

Según los porcentajes que maneja Europa Press, el presupuesto destinado a impulsar la red de recarga se ha agotado en 13 comunidades autónomas. En el caso de las ayudas a la adquisición, a 31 de diciembre, ya se ha invertido más del 50% del presupuesto, destacan Madrid (58%), Cataluña (57%) o País Vasco (45%).

Un año de espera para recibir la ayuda del Plan Moves II

La otra cara de la moneda la encontramos en los usuarios que solicitaron la ayuda del Plan Moves II y aseguran que lleva más de un año esperando para recibir la subvención.

El director general de Citroën en España, Nuno Marques, declaraba hace unos días que el Plan Moves es una excelente herramienta de marketing pero que a nivel operacional está resultando una “catástrofe”.

“Un plan de ayudas tiene que ser sencillo y aquí la complejidad del proceso administrativo es brutal”, afirma Marques. “Desde que el usuario piensa en el descuento que tiene su coche eléctrico y hasta que recibe el dinero pasa un montón de tiempo”, apunta.

Las palabras del directivo de Citroën apoyan el malestar de muchos conductores que aseguran llevar más de un año esperando recibir la ayuda.

En declaraciones al diario El Comercio Jesús Prieto, jefe de ventas de la empresa Nortemotor, concesionario de Renault, asegura que siempre informa antes a los compradores de que “la media para recibirlas es de un año, para que cuenten con ello”.

Pero, ¿por qué tanto retraso? Los expertos coinciden en que el problema es que las peticiones no se revisan en el momento de presentarlas, sino que se aprueba por lotes, lo que alarga los plazos a la hora entregar documentación y, sobre todo, subsanar errores o defectos de forma que se puedan presentar.

Los compradores que quieren disfrutar de las ayudas del Plan Moves tienen un máximo de doce meses para justificar la realización de la actividad subvencionada, y la Administración tiene que dejar pasar ese plazo antes de requerir a los beneficiarios que la justifiquen, porque no tienen obligación de presentarlo antes

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario
Please enter your name here