Se habla del de los SUV como el segmento con más tirón; pero el de los cuadriciclos eléctricos amenaza con ganar el título de popularidad. Contribuye a ello la llegada de nuevos modelos, que hacen que el, hasta ahora, rey del mercado vea peligrar su liderato.

Comparamos los dos microcoches eléctricos del momento: Citroën AMI y XEV Yoyo.

En la presentación del modelo italiano, un periodista preguntó a los responsables del proyecto cómo les había sentado el hecho de que solo horas se hubiese presentado un modelo similar (el S04, el primer vehículo de cuatro ruedas de Silence).

Respondieron que la competencia es buena y que el hecho de que otras marcas y fabricantes apostaran por los cuadriciclos eléctricos era síntoma de que veían en este un segmento con muchas posibilidades de futuro.

La respuesta sin duda fue buena, pero no ha conseguido parte de su propósito: evitar comparaciones. Y es que puestos a elegir un microcoche eléctrico, resulta inevitable plantear una comparativa entre el Citroën AMI y el XEV Yoyo (dejamos fuera el modelo de Silence que no está todavía a la venta).

Dimensiones de los microcoches eléctricos

Tratándose de dos microcoches debemos empezar hablando del tamaño, una característica en la que apenas hay diferencias: el AMI mide 2,4 metros de largo y 1,39 de ancho, mientras que el XEV Yoyo queda en 2,53 metros de largo y 1,5 metros de ancho.

Los 7 coches eléctricos más pequeños del mercado

Tampoco varía mucho el resultado que ofrecen sobre la báscula: el francés pesa 483 kilos; el italiano, 520 kilos.

citroen ami coche electrico

Diseño

Siendo el del diseño el elemento más subjetivo a la hora de elegir un coche (o un microcoche), nos centramos en datos objetivos.

Para su cuadriciclo eléctrico, Citroën ha apostado por un diseño cuadrado, tanto que el AMI casi parece idéntico visto por delante y por detrás (salvo por los grupos ópticos). Tiene solo dos puertas que se abren de forma asimétrica, con un sistema que la marca ha bautizado como de apertura antagonista: la puerta del pasajero tiene una abertura clásica y la del conductor se abre en sentido contrario.

El de XEV apuesta por elementos muy coloridos y detalles llamativos como las protecciones laterales en color y la forma octogonal de las puertas. Su silueta es más curvada y al igual que el AMI apuesta por una amplia superficie acristalada para aumentar la sensación de espacio. A esto último contribuye también el diseño del habitáculo, con una distancia mayor de lo habitual entre el volante y el parabrisas.

Mención aparte merece el hecho de que el Yoyo recurrirá a la impresión 3D para algunos elementos personalizables que se añadirán a la lista de opciones en los próximos meses.

microcoches electricos

Mecánica

El XEV Yoyo se mueve gracias a un motor de 11 kW colocado en el eje trasero. La electricidad que necesita para funcionar se almacena en un paquete de tres baterías que suman 10,3 kW de capacidad.

El italiano puede promete que puede recorrer hasta 150 km con cada carga. Si se usa en carretera el rango puede llegar a 100 km; mientras que en un uso mixto, en XEV Yoyo puede llegar a 120 km de autonomía. La velocidad máxima es de 90 km/h.

4 coches eléctricos que se pueden conducir sin carnet en España

El Citroën AMI, por su parte, está equipado con un motor de 6 kW (8,2 CV) de potencia máxima (colocado en el eje delantero). Alcanza una velocidad máxima de 45 km/ h; la aceleración de 0 a su velocidad máxima es de 10 segundos.

diseño interior de un microcoche electrico

Baterías

Aunque de momento no está disponible en España, es importante destacar que uno de los puntos fuertes del XEV Yoyo es el sistema de baterías intercambiables. La compañía trabaja para alcanzar acuerdos con estaciones de servicio que permitan que los usuarios del cuadriciclo tengan a su disposición baterías cargadas para sustituir las usadas. Esta operación se llevará a cabo en menos de cuatro minutos.

El coche eléctrico que se estira (y encoge) y se maneja con un joystick

Hasta entonces, el Yoyo ofrece dos opciones para la recarga: doméstica (del 30% al 100% en algo menos de cuatro horas) y en cargadores públicos.

El Citroën AMI utiliza una batería de iones de litio (bajo el suelo del habitáculo) con una capacidad de 5,5 kWh. Homologa un rango de 75 km. Se puede recargar al 100% en tres horas con un enchufe estándar y una toma doméstica de 220 V, en un punto de carga mediante un cable adaptado (opcionalmente) o una electrolinera pública.

Equipamiento

Viajar en un Yoyo será cómodo y placentero gracias al aire acondicionado, al sistema de apertura y arranque sin llave y al bloqueo electrónico de la dirección. El sistema de infoentretenimiento se gestiona desde una pantalla táctil de 7 pulgadas para la versión Estándar y de 10 pulgadas para el Yoyo Premium.

El de la marca francesa carece que pantallas centrales y sistemas de infoentretenimiento. En su lugar, el vehículo cuenta con un soporte para el móvil que se conecta a una toma USB ubicada cerca del volante. La conectividad entre cuadriciclo y móvil se realiza a través de la aplicación My Citröen.

Precio del YOYO

El Yoyo tiene un precio de partida de 13.900 euros. Con la ayuda del Plan Moves III para cuadriciclos y la financiación que XEV ha firmado con Cetelem, se puede adquirir desde 10.600 euros.

Precio del Citroën AMI

En función de los elementos opcionales incluidos, el precio del Citroën AMI se fija en cuatro tramos que van desde 7.200 euros para el modelo más asequible hasta 8.560 euros para el AMI My Vibe.

Los coches eléctricos más baratos del mercado. Guía comparativa

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí