El coche eléctrico de Seat podría llamarse Born

La Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica ha hecho balance de las ayudas repartidas en Andalucía en 2019. Gracias al Plan MOVES y a Andalucía es Más, la comunidad autónoma ha sumado 2.000 puntos de carga y 400 vehículos eficientes.

La Junta de Andalucía ha recibido solicitudes para más de 2.400 actuaciones de mejora energética en el marco del paquete para un transporte sostenible de la comunidad autónoma que puso en marcha el pasado mayo para dar un nuevo impulso a la descarbonización y eficiencia energética de este sector.

Entre las más de 2.400 solicitudes recibidas figuran para la instalación de más de 2.000 puntos de recarga, la adquisición de casi 400 vehículos de energías alternativas, así como para una decena de sistemas de préstamos de bicicletas eléctricas.

Dicho paquete engloba el programa Moves Andalucía y el programa regional para el desarrollo energético sostenible Andalucía es Más, ambos gestionados por la Agencia Andaluza de la Energía, entidad adscrita a la Consejería de Hacienda, Industria y Energía, que ha tenido una «gran acogida» entre ciudadanos, empresas y entidades locales, según resalta el departamento que dirige Juan Bravo en el Gobierno andaluz.

Plan MOVES 2020: ¿con 200 millones de euros para ayudas? 

De hecho, en apenas seis meses se ha destinado un presupuesto global de 19 millones de euros para impulsar un transporte energéticamente más sostenible en Andalucía, movilizando una inversión en la región de 59 millones de euros, según destaca la Consejería.

La medida estrella en ambos programas ha sido la infraestructura de recarga para coches eléctricos, lo que ha hecho que «se superen los objetivos iniciales que preveían triplicar los puntos de recarga existentes en Andalucía –en torno a 250 a fecha de abril de 2019–, multiplicándose por ocho hasta superar los 2.000.

Plan MOVES Andalucía: agotados los ocho millones

El programa de incentivos a la movilidad eficiente y sostenible, ‘Moves Andalucía’, financiado a través de los Presupuestos Generales del Estado y coordinado por el IDAE para la adquisición de vehículos de energías alternativas, así como para infraestructuras de recarga eléctrica y cuya ventanilla cerró el pasado 31 de diciembre, ha consumido de forma íntegra los ocho millones de euros de presupuesto global con los que contaba la región.

Según la Consejería, la Agencia Andaluza de la Energía ha realizado “una importante labor de estimulación de la demanda para animar, principalmente a las empresas, a sumarse al camino de las energías alternativas”.

Desde que se abrió ‘Moves Andalucía’, la comunidad ha constituido diversos grupos de trabajo y comités y se ha reunido con más de un centenar de agentes nacionales y regionales del sector. En estos encuentros, ha incidido en los sectores con mayor potencial de uso de vehículos de energías alternativas, como los de distribución de alimentación y medicamentos, estaciones de servicio, transporte o mensajería.

Todo ello, “para asegurar una eficiente ejecución de los fondos públicos gestionados y el cumplimiento de los objetivos previstos”.

Más de 2.000 puntos de carga

La Agencia Andaluza de la Energía ha redistribuido sus fondos en diciembre “para atender a la avalancha de solicitudes” para la instalación de puntos de carga.

De esta manera, en lugar del 45% de presupuesto inicialmente previsto para esta medida, se destinará finalmente el 78% del mismo. De esta forma, 6,3 millones del presupuesto global han ido a parar a los 623 expedientes solicitados para infraestructuras de recarga para coches eléctricos, que suman un total de 1.790 puntos de recarga, porque en un mismo expediente se puede englobar más de un punto.

En cuanto a las entidades públicas que han solicitado ayudas para facilitar la creación de infraestructuras de recarga, destacan los ayuntamientos de Córdoba y Jaén, así como las Diputaciones de Granada y Córdoba. Ambos han aprovechado el programa para tejer una red de recarga en sus provincias o definir corredores que faciliten el uso de tecnología eléctrica. También siete universidades andaluzas se han sumado a este camino sostenible, así como la empresa Correos, Autoridades Portuarias y los Mercados centrales de abastecimiento de Sevilla, Málaga y Córdoba.

Corredor eléctrico

El programa Moves también incentivaba sistemas de préstamos de bicicletas a empresas y entidades locales. En total, han sido once las solicitudes presentadas.

Y 400 vehículos eficientes en circulación

Respecto a los vehículos de energías alternativas:

  • se han solicitado 376, con un incentivo de 1,6 millones de euros
  • 347 han sido eléctricos y 29 a gas
  • 161 para propietarios particulares y 160 para entidades locales y públicas
  • en el lado de la empresa privada y los autónomos se han realizado 49 solicitudes.

‘Moves Andalucía’ ofrecía ayudas que oscilaban entre los 600 euros para cuadriciclos ligeros eléctricos puros y los 15.000 euros para furgones, camiones, autobuses y autocares. Los vehículos ligeros eléctricos recibían 5.500 euros.

Uno de los requisitos solicitados por el Gobierno central para optar a estas ayudas era que los vehículos debían sustituir a otros con una antigüedad de diez años en el caso de turismos y de siete años en el de furgonetas, siendo obligatorio su achatarramiento.

El presupuesto destinado a la instalación de puntos de carga del Plan MOVES se agota mucho antes que el de ayudas a la compra

Este requisito es, precisamente, según informa la Junta “el que más obstáculos ha supuesto para el aumento de las solicitudes de vehículos eléctricos”, una cuestión que el pasado agosto el Gobierno regional ya trasladó a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, mediante el envío de una carta.

Y es que, en opinión de la Junta de Andalucía, la entrega de otro vehículo para achatarrar debería haber sido un requisito intensificador de la ayuda, pero no excluyente, por constituir para las empresas, entidades y empresas de renting “un elemento limitante para la renovación de flotas”.

Programa de ayudas ‘Andalucía es Más’

Por otro lado, el pasado mes de agosto y en apenas dos meses, se agotaron los 11 millones de euros de fondos regionales-Feder de Andalucía es más destinados a la renovación de vehículos y flotas energéticamente eficientes para entidades locales, así como a infraestructuras de recarga para vehículos eléctricos y combustibles alternativos.

Este programa hacía especial incidencia en estaciones de recarga con energía fotovoltaica para autoconsumo, “para reforzar el objetivo perseguido por la Junta de Andalucía de incrementar la aportación de energías renovables en la generación eléctrica aplicada al sector del transporte”.

Así, las instalaciones de la recarga directa con fuentes limpias han sido la actuación que más interés ha despertado, destinándose el 90% de los fondos del Programa y movilizando una inversión estimada de más de 21 millones de euros.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here