Según la II Radiografía de hábitos de movilidad de Alphabet publicado recientemente, el 5% de los españoles se desplaza en bicicleta por la ciudad para llegar a su puesto de trabajo, universidad, o simplemente para hacer los recados. En función de la orografía de nuestra ciudad, la bicicleta eléctrica es una gran ventaja.

De moda

La bicicleta eléctrica se está poniendo de moda en nuestras ciudades por su eficiencia. El uso de la bicicleta en la gran ciudad como medio de transporte para ir al trabajo tenía sus inconvenientes. La falta de respeto de los conductores de vehículos a motor, la diferencia de velocidad con los demás conductores, o las pendientes pronunciadas. Sin embargo, el uso de la bicicleta eléctrica nos permite circular a una velocidad muy parecida a la del resto de vehículos a motor o incluso superarla. Hay que tener en cuenta que la velocidad media de la ciudad de Madrid en conjunto no superó los 24 kmh en 2014. Por otro lado, el desarrollo de una bicicleta eléctrica, tanto en las subidas como en llano, permite al usuario un pedaleo cómodo y sin apenas esfuerzo, lo que por otro lado hace que lleguemos a la oficina y no tengamos que darnos una ducha.

La bicicleta eléctrica se está poniendo de moda en nuestras ciudades por su eficiencia

Contaminación

En la ciudad de Madrid, el jueves y viernes de la semana pasada se activó por primera vez el Protocolo de Medidas para Episodios de Alta Contaminación por dióxido de nitrógeno. En concreto tuvieron que aplicarse las medidas de las fases 1 y 2, consistentes en la limitación del límite máximo de velocidad de la M-30 a 70 km/h y en la prohibición de estacionamiento de vehículos de no residentes en la zona SER. Se exceptuaba de esta última medida a los vehículos comerciales, taxis en servicio, vehículos de personas con movilidad reducida y vehículos 0 emisiones, como los vehículos eléctricos o las bicicletas eléctricas. La contaminación es una realidad en nuestras ciudades que afecta a la salud y que provoca miles de muertes por enfermedades pulmonares

La contaminación es una realidad en nuestras ciudades que afecta a la salud

Sensibilización

La vigésimo primera Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (COP21 que se celebrará en París a partir del próximo 30 de noviembre, está marcada en la agenda internacional como el momento histórico donde ha de cerrarse un acuerdo global de reducción de emisiones que evite superar como máximo un aumento de la temperatura global en 2 grados desde la época preindustrial.

Por otro lado, en diciembre de 2014 se presentó el quinto informe del IPCC, en el que los científicos nos alertaban del escaso margen de maniobra que disponemos para adoptar medidas capaces de paliar los efectos del cambio climático que, lejos de ser una amenaza futura, ya estamos empezando a sufrir.

Ante este momento decisivo, diferentes plataformas sociales se están movilizando con acciones de concienciación social y de presión hacia los líderes políticos. Una de las acciones llevará a recorrer 1.400 km. en bicicleta hasta París, con el objetivo de llevar una petición de acuerdo global de reducción de emisiones justo y vinculante a la cumbre de París. La salida tuvo lugar ayer en la Casa de Campo y pasará por las ciudades de Segovia, Valladolid, Palencia, Burgos, Vitoria, Donostia, Burdeos, Poitiers, y Orleans, hasta llegar a la capital francesa.

1 Comentario

  1. Está claro que la bicicleta normal y la bicicleta eléctrica está aumentando su uso en España, pero desgraciadamente estamos muy lejos de otros países Europeos (Holanda,…) donde lo normal es desplazarse en bici. Personalmente creo que esto se debe a factores culturales donde ir en coche es más guay que ir en bici, aunque poco a poco este concepto va cambiando. Otro tema es el de infraestructuras, ya que la inversión en carriles bicis en nuestro país debe ser miles de veces menor que la inversión en carreteras y calles.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here