Volkswagen

El grupo Volkswagen, como parte de su ofensiva de movilidad eléctrica, planea fabricar alrededor de 11,6 millones de automóviles eléctricos en China para 2028, lo que supondrá más de la mitad de su producción mundial de este tipo de vehículos.

Según informó la compañía en un comunicado, tan solo las plantas de FAW-Volkswagen en Foshan y de SAIC Volkswagen en Anting ensamblarán aproximadamente 600.000 vehículos basados en la plataforma MEB a partir del próximo año. El consorcio alemán también mantiene en China una empresa conjunta con JAC (JAC Volkswagen).

La multinacional alemana espera vender en 2020 alrededor de 400.000 vehículos electrificados entre todas las marcas del grupo en el mercado chino, donde Volkswagen se fortalecerá con más de 4.500 ingenieros que trabajarán en tecnologías de futuro.

“El mercado automovilístico chino es de vital importancia para la ofensiva eléctrica de Volkswagen. Queremos aumentar nuestro papel de liderazgo a través de asociaciones locales y una mayor inversión en I+D en el país”, señaló el consejero delegado del grupo Volkswagen, Herbert Diess, durante el congreso Mundial de Vehículos de Nueva Energía (WNEVC, por sus siglas en inglés) que se ha celebrado en la ciudad de Boao, en el sur de China.

En este contexto, el consorcio automovilístico con sede en Wolfsburg (Alemania) ofrecerá hasta 14 modelos electrificados este año en China.

Las 33 factorías chinas de Volkswagen y sus socios en China redujeron un 13% las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en el último año, ahorrando 390.000 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Los planes de Volkswagen

El grupo automovilístico alemán anunció el pasado mes de marzo la ampliación de 15 a 22 millones de vehículos la previsión de producción de modelos con tecnología eléctrica para la próxima década de todas las marcas que engloba.

En total, prevé destinar 44.000 millones de euros a la electromovilidad, conducción autónoma, nuevos servicios de movilidad y a la remodelación de sus plantas. Como parte de este monto, 11.000 millones de euros corresponderán a la marca Volkswagen, que destinará 9.000 millones a la familia ID.

Según detalló la compañía durante su conferencia de prensa anual en Wolfsburg, el consorcio lanzará hasta 70 modelos eléctricos de todas sus marcas para el año 2028, 20 más que los 50 previstos inicialmente.

El objetivo de la compañía para 2025 es reducir un 30% la huella de dióxido de carbono (CO2) de su flota de vehículos en comparación con los niveles de 2015. En este sentido, el consorcio con sede en Wolfsburg invertirá más de 30.000 millones de euros para 2023 en la electrificación de su gama de vehículos.

En total, prevé destinar 44.000 millones de euros a la electromovilidad, conducción autónoma, nuevos servicios de movilidad y a la remodelación de sus plantas. Como parte de este monto, 11.000 millones de euros corresponderán a la marca Volkswagen, que destinará 9.000 millones a la familia ID.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here