Un conocido diseñador ha imaginado cómo sería el primer modelo resultado de la fusión de FAC y PSA. Si el primer Stellantis fuera un coche eléctrico sería un modelo urbano que compartiría plataforma para las cinco marcas de la compañía, pero con detalles adaptados a cada una de ellas.

De la fusión entre PSA y FCA saldrá el cuarto grupo automovilístico a nivel mundial. A la espera de que se forme oficialmente, sabemos que se llamará Stellantis y que su logotipo será el que te mostramos unas líneas más abajo.

Fue en octubre de 2019 cuando PSA y FCA hicieron pública su intención de llevar a cabo una fusión por la que obtendrían un 9,5% del total de ventas globales, convirtiéndose en el cuarto fabricante mundial de automóviles en términos de volumen, cifrando las ventas en unos 8,7 millones de unidades.

En julio supimos que el grupo resultante se llamará Stellantis. Los directivos esperan que la fusión e haga efectiva en el primer tramo de 2021.

 

STELLANTIS, la marca corporativa de la empresa resultante de la fusión.
STELLANTIS, la marca corporativa de la empresa resultante de la fusión.

 

Imaginando el primer Stellantis eléctrico

Poco más se sabe por ahora, pero eso no ha hecho que algunos expertos adelanten qué debemos esperar de unión de tal nivel. El diseñador Dejan Hristov ha dibujado las líneas de los que podrían ser los primeros modelos de Stellantis. Dejar claro que en ningún caso se trata de información o diseños oficiales, sino de un ejercicio de diseño que no sabemos si coincidirá con lo que los diseñadores en plantilla del nuevo grupo tienen en mente.

Hristov ha imaginado cinco modelos desarrollados sobre una misma plataforma. Cinco coches eléctricos que, como buenos hermanos, comparten ADN pero sin renunciar al carácter que les hace diferentes.

Como ya hicieran en su momento con los Citroën C-Zero, Mitusibishi i-MIEV y Peugeot iOn, la idea que defiende el diseñador es la de varios coches construidos sobre la misma plataforma y con tantos detalles comunes como diferentes. En todos los casos, se trata de un compacto de dimensiones contenidas, formas redondeadas y gran superficie acristalada ideal para circular por la ciudad.

Para Peugeot (imagen superior), Hristov imagina un eléctrico de color dorado, con detalles en negro. Destacan los espejos retrovisores que por su pequeño tamaño parece que son cámaras; también las entradas de aire inferiores y la calandra que como en todos los modelos de la casa está presidida por el león.

Para Citroën, el diseñador ha elegido el color verde con detalles en naranja. La carrocería es monocromática y la tradicional parrilla delantera deja paso a un panel en color negro brillante.

El azul es el color elegido para el Stellatins de Opel. Entre las señas de identidad de este modelo, los faros delanteros en forma de C muy pronunciada y el techo bicolor en color negro combinado con otros detalles de la carrocería.

El Stellantis rojo sería el que se comercializaría con la firma DS. Al igual que en el modelo de Opel, el diseñador ha recurrido a carrocería bicolor. Parece, además, que monta techo panorámico. Los grupos ópticos delanteros tienen forma de C. La carrocería tiene detalles en cromado en los laterales, la tapa del maletero y la parrilla.

Por último, el más futurista y diferente, el diseño de Stellantis para Fiat, en color morado con detalles en naranja. Monta techo panorámico de cristal, rematado con un spoiler de color negro. Sus grupos ópticos están claramente inspirados en los del Fiat 500.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here