SEAT Martorell.
SEAT Martorell.

Seat mantiene “discusiones muy avanzadas” para fabricar un coche eléctrico de pequeño tamaño en la planta de Martorell (Barcelona) a partir de 2025. También negocian la posibilidad de contar con una fábrica de baterías “cerca” de las instalaciones de la Zona Franca.

Cupra cumplía ayer su tercer año de vida. Par celebrarlo, el presidente de Seat, Wayne Griffiths, mantuvo un encuentro con la prensa durante el que pidió al Gobierno que “no pierda el tren de la electrificación”.

Griffiths ha anunciado que Seat lleva tiempo en conversaciones con el Ejecutivo central para convertirse en uno de los principales impulsores de la movilidad eléctrica en España. Cuenta, para ello, con dos propuestas que, al parecer, estarían muy cerca de conseguir el beneplácito del Gobierno.

Un coche eléctrico para Martorell

“Seguimos hablando con el Gobierno de este proyecto y anunciaremos en las próximas semanas noticias de esto”, ha comentado Griffiths.

El presidente de Seat hace alusión al proyecto de la compañía de asignar a la planta de Martorell la fabricación de un coche eléctrico. No hay fecha asignada, pero en principio se prevé que la fabricación de este nuevo modelo comience en 2025.

El vehículo, que sería compartido por otras marcas del Grupo Volkswagen, podría ser el primero de nueva familia de eléctricos con algo menos de cuatro metros de longitud y un precio de no más de 20.000 euros. Este proyecto forma parte del plan anunciado por Seat el pasado mes de julio y para el que contempla invertir 5.000 millones de euros hasta 2025.

Y una fábrica de baterías

La segunda propuesta que Seat ha puesto sobre la mesa de negociaciones habla de la construcción de una planta de baterías para vehículos eléctricos.

Según los detalles que ha adelantado Griffiths, la propuesta pasa por montar las baterías en las instalaciones de Martorell, mientras que la producción de las celdas de combustible se haría en otra planta, “aún por decidir”.

“Nuestro compromiso es muy importante, pero no lo podemos impulsar solos, hay que buscar alianzas”, afirma el responsable de la marca española. “Hay varias propuestas”, señala sin entrar a valorar las propuestas de LG y Schneider para instalar una planta de baterías en las instalaciones que Nissan dejará libres en Barcelona a finales de este año.

Las previsiones auguran un 2021 mejor para la producción de las plantas españolas, pero muy supeditada a la evolución de la pandemia.

“España, como segundo país más grande de Europa en fabricación de vehículos, tiene que jugar un papel importante en la electrificación”, ha dicho Griffiths. Tanto Seat como Volkswagen están “interesados en invertir en esto junto con proveedores y el Gobierno español”, pero ha comentado que esta fábrica “no sería exclusiva para una marca o un consorcio· (automovilístico).

Además de una fábrica de baterías, Seat reclama al Gobierno que “empuje” la venta de vehículos eléctricos e híbridos en España, con ayudas para la compra de los mismos y también habilitando la necesaria infraestructura de recarga.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here