La compañía automovilística británica Lunaz, dedicada a la conversión de coches clásicos de alta gama, ha llevado a cabo una de las transformaciones más extrañas jamás vistas: la reconversión del mítico Rolls-Royce Phantom V en un vehículo eléctrico.

El emblemático vehículos, que fue creado en 1961, volverá a recuperar su celebridad con un motor de propulsión eléctrica adaptado a los tiempos que corren. La compañía ya realiza reconversiones de este tipo en los Jaguar XK120, por lo que si lleva a cabo el mismo trabajo en el Rolls-Royce Phantom, el portal Gizmodo plantea que tendrá una potencia de 280 kW y 312 Nm de par máximo.

Donde si se moja Lunaz es en el aspecto de la autonomía del vehículo. La empresa británica promete equipar al vehículo con una batería de largo alcance de 120 kWh, suficiente para que el Rolls-Royce Phantom ofrezca una autonomía de 483 km.

Rolls-Royce
Fuente: Lunaz.

Aunque el vehículo sufra una completa transformación en su forma de propulsión, Lunaz quiere preservar el carácter original del Phantom V y tratará de hacerlo en todos los detalles del coche. Ejemplo de ello es la caja de cambios, que ofrecerá la misma respuesta al tacto que el modelo de 1961. También la instrumentación será precisa respecto a la del modelo original, sufriendo un único cambio que es la adaptación de un medidor de nivel de la batería y otro de potencia.

¿Cuánto cuesta un Phantom V eléctrico?

Conducir un Phantom V eléctrico será realmente difícil, ya que la compañía británica ha anunciado que solamente llevará a cabo 30 unidades del modelo. Además, tampoco será precisamente barato: la versión eléctrica del Phantom V costará 500.000 libras esterlinas, unos 556.000 euros.

Pero el Phantom V no será el único modelo clásico que Lunaz electrifique, ya que la compañía también tiene planes para el Rolls Royce Silver Cloud, que según el portal Gizmodo tendrá un precio de 539.000 euros.

Fuente: RT Actualidad.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here