El Renault ZOE superó en junio las 10.000 unidades tanto en pedidos, como en matriculaciones, en Europa.
El Renault ZOE superó en junio las 10.000 unidades tanto en pedidos, como en matriculaciones, en Europa.

La estrategia de futuro de Renault, con respecto a los vehículos eléctricos, lleva más de una década consolidándose. La marca indica que lleva más de 300.000 vehículos eléctricos vendidos en Europa. Además, que más del 20% de los VE que circulan por las carreteras del viejo continente lucen su emblema.


El Grupo Renault desarrolla la movilidad eléctrica desde hace más de 10 años. En 2009, anunció la comercialización de una gama compuesta por 4 vehículos asequibles 100 % eléctricos para antes de 2012, y mantuvo su promesa.

Desde entonces, ha seguido renovando su oferta y la ha enriquecido con nuevos modelos eléctricos y modelos electrificados, tanto híbridos como híbridos enchufables. De aquí a 2022, su gama contará con 8 modelos 100 % eléctricos y 12 modelos electrificados.

Ellos mismos explican:

“El objetivo del Grupo Renault es sencillo: ofrecer la movilidad eléctrica al alcance de todos respondiendo a las necesidades de cada uno”.

El vehículo eléctrico, conectado con sus usuarios, lo tiene todo para simplificar la vida y hacerla más agradable, por dentro y por fuera. Conectado a la red eléctrica y sin emisiones en el uso, es un eslabón indispensable de la transición energética y la mejora medioambiental. Su fluidez, silencio de conducción y coste de uso reducido ayudan a que la movilidad eléctrica sea la más idónea en estos tiempos, afirma Renault.

300.000 vehículos eléctricos de una gama diversificada

Los 300.000 vehículos eléctricos responden a la gama diversificada del Grupo Renault: el coche urbano polivalente ZOE; la furgoneta Kangoo Z.E. y el furgón Master Z.E., también disponibles en versión Hidrógeno; el cuadriciclo Twizy; además, específicamente para Corea, la berlina RSM SM3 Z.E.; y para China, el mini-SUV Renault City K-Z.E.

Además, el pequeño coche urbano Twingo Z.E. se comercializará de aquí a finales de 2020. Y Dacia Spring electric showcar prefigura el vehículo eléctrico más asequible del mercado que se comercializará en 2021.

Twingo Z.E.
Twingo Z.E.

Asimismo, cuenta con una oferta complementaria a los eléctricos en versiones PHEV: los Captur y Mégane E-TECH Híbrido Enchufable permiten recorrer hasta 65 kilómetros en modo eléctrico en ciclo WLTP Urbano.

Nueva movilidad

El vehículo eléctrico es, además, el ideal para el carharing. Así lo entiende la marca ya que cerca de 8000 vehículos eléctricos Renault están diariamente disponibles en carsharing en una veintena de ciudades europeas.

El Grupo impulsa la emergencia de todas las nuevas formas de movilidad gracias a unas soluciones desarrolladas por él o con socios locales. Se trata de servicios de alquiler de corta duración en autoservicio o de carsharing en flotas libres (sin estación de recogida o de depósito). En esa línea, el servicio Zity, muy valorado en Madrid y que ahora llega a París.

Zity

Para Renault, la movilidad del futuro es: conectada, incluso autónoma, y claramente eléctrica. La última innovación importante del Grupo en la materia es la puesta a punto de la plataforma CMF-EV (Common Module Family for Electric Vehicles). Esta nueva plataforma está dentro de la Alianza Renault–Nissan–Mitsubishi y se dio a conocer con el prototipo MORPHOZ.

Original y exclusivamente diseñada para una conducción 100 % eléctrica, la plataforma amplía las fronteras de la modularidad. Permitirá lanzar varios vehículos con usos y tamaños variados, gracias a la posibilidad de implantar baterías de distintos tamaños y a diferentes alturas.

Prototipo Renault Morphoz.
Prototipo Renault Morphoz.

Iniciativas innovadoras

A escala de un barrio, una ciudad o una isla, se están implementando verdaderos ecosistemas para gestionar de manera «inteligente» los circuitos energéticos y desplazamientos. Renault está a la vanguardia de estas iniciativas. Gracias a múltiples colaboraciones operativas con colectividades locales, suministradores de energía, instaladores y especialistas del intercambio de datos, el Grupo Renault propone soluciones en las que el vehículo eléctrico es tanto el instrumento para una movilidad sin emisiones en el uso, generalmente compartido, como la herramienta de almacenamiento de una electricidad verde.

Es el caso del eco-barrio de Utrecht en Holanda, en la isla de Porto Santo en Portugal y muy pronto en Belle-Île-en-Mer en Bretaña (Francia).

Para ir aún más lejos, de la conectividad del vehículo con infraestructuras y con los usuarios a su conducción autónoma solo hay un paso. El Grupo Renault está probando versiones autónomas de sus vehículos eléctricos en el área metropolitana de la ciudad normanda de Ruan (Francia). Asimismo, en el campus de Saclay en la región parisina.

Los vehículos eléctricos del Grupo Renault también muestran un futuro prometedor y apasionante.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here