PSA
Carlos Tavares, presidente del Consejo de Administración de Groupe PSA y Mike Manley, consejero delegado de FCA.

Tras anunciar el pasado mes de noviembre la fusión entre ambas compañías, Grupo PSA y FCA han firmado hoy un acuerdo vinculante al 50/50 con el objetivo de convertirse en el cuarto fabricante a nivel mundial por volumen y tercero en ingresos.

El pasado mes de noviembre, Grupo PSA y FCA anunciaron su intención de fusionarse con el objetivo de convertirse en uno de los fabricantes líderes en automoción a nivel mundial.

También, ambas compañías quieren estar preparadas ante los cambios demandados en la industria de la automoción, con claros objetivos de innovación en I+D para afrontar los retos de la electrificación, la conductividad y la conducción autónoma y compartida.

Ahora, tras materializarse el acuerdo, de la fusión de ambas saldrá un líder con capacidad de gestión, recursos, medios y escala necesarios para aprovechar con éxito las oportunidades que brinda el nuevo contexto de movilidad sostenible. Se estima que el grupo resultante de la fusión entre ambas compañías invertirá cerca de 3.700 millones en plataformas de vehículos y en investigación tecnológica para nuevas formas de propulsión.

Ventas e ingresos de la futura compañía

La empresa creada entre PSA y FCA tiene unas previsiones de ventas de unos 8,7 millones de vehículos anuales e ingresos por valor de 170.000 millones de euros.

Inversión en movilidad del futuro de PSA-FCA

A partir de esos ingresos, la empresa resultante realizará inversiones significativas en las tecnologías y servicios relacionadas con la movilidad del futuro para afrontar con éxito las exigentes normas globales sobre CO2.

Con una presencia mundial de I+D que ya es de gran relevancia, la entidad combinada contará con una plataforma para fomentar la innovación y ampliar el desarrollo de la capacidad de transformación en vehículos de nuevas energías, movilidad sostenible, conducción autónoma y conectividad.

Carlos Tavares, presidente del Consejo de Administración de Groupe PSA:

“Nuestra fusión es una oportunidad extraordinaria de adoptar una posición más fuerte en la industria de la automoción y controlar las transiciones hacia un mundo de movilidad limpia, segura y sostenible para suministrar a nuestros clientes productos, tecnología y servicios de primera. Estoy absolutamente convencido de que con su inmenso talento y su actitud de colaboración, nuestros equipos conseguirán ofrecer un rendimiento extraordinario con vigor y entusiasmo”.

Mike Manley, consejero delegado de FCA, añadió:

“Esta es la unión de dos compañías con marcas extraordinarias y un personal capacitado y muy entregado. Ambas han superado las épocas más difíciles y han emergido como competidores ágiles, inteligentes y formidables. Hay un rasgo común en nuestra gente: enfrentan los cambios como oportunidades que deben aprovecharse para mejorar nuestra manera de hacer las cosas”.

 

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here