La Unión Europea ve con buenos ojos la reducción del IVA para los coches eléctricos al 4%, tras las negociaciones de los últimos meses con ANFAC. En el momento de dar su visto bueno la decisión quedaría en manos del Gobierno.

Según anunció Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC, en el pasado Foro de la Movilidad de Nissan, la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones lleva nuevos meses negociando con la Unión Europea la posibilidad de reducir el IVA de los vehículos eléctricos en España al 4%, el mismo que se aplica a los artículos de primera necesidad.

Actualmente en España los vehículo eléctricos están cargados con un IVA del 21% y para ayudar a su adquisición el gobierno pone en marcha cada año planes de ayuda (Movele, Movea) que, por una gestión irregular, crean un mercado irreal con puntas de ventas en el momento en el que los planes son aprobados y descensos de ventas cuando no están en vigor. Sin ir más lejos este año el plan fue aprobado en verano y su presupuesto se agotó en apenas 24 horas.

Plan Movea 2017 agotado

Según publica el diario lainformacion.com fuentes cercanas a la negociación aseguran que “a falta de la decisión oficial, la propuesta fue acogida con buen agrado y las sensaciones que tenemos son positivas por las respuestas que nos han dado”.

Anfac, que representa a todos los fabricantes españoles, ha instado a la Unión Europea a modificar el artículo 98 de la Directiva 2003/96/CE que regula los impuestos de los productos energéticos y de la electricidad. En su redacción no hay ninguna alusión a la reducción del IVA a los coches eléctricos y para su aprobación los estados miembros deben aceptar las nuevas condiciones.

Sin embargo la Unión Europea ya ha manifestado su acuerdo para qua realizar este cambio por lo que a la decisión quedaría del lado del Gobierno español para hacerla efectiva. Este, en una respuesta parlamentaria, ya anunció que “reducir el tipo impositivo al 4% no es posible en la actualidad y su eventual aplicación queda supeditada a una propuesta legislativa de la Comisión Europea al Consejo”.

Vehículos eléctricos Noruega

Una reducción similar al del Movea sin tope presupuestario ni temporal

La reducción del IVA a un vehículo eléctrico supondría una ventaja muy importante para el mercado de los vehículos eléctricos en España que actualmente supone un 0,49 de la cuota de mercado de turismos y todoterrenos. El precio de un vehículo que cuesta 30 000 euros quedaría reducido a unos 25 700 euros, lo que supone aproximadamente la misma reducción inicial que se logra con el Plan Movea, que otorga 5 500 euros a un coche eléctrico. Eso sí, hay que tener en cuenta que esta cantidad ha de ser introducida en la declaración de hacienda del año siguiente por lo que en función de cada persona la ayuda se reduce. Pero lo que realmente es significativo en la reducción del IVA es que no tendría un tope presupuestario ni temporal. Actualmente las ayudas están limitadas a las fechas del plan y a su presupuesto.

En la actualidad Noruega es el único país que exime completamente de IVA (un 25%) a los coches eléctricos, y esta es una de las razones por las que la cuota de vehículos eléctricos es allí del 37%, que se completa con un plan de incentivos que lleva en vigor casi 20 años. Holanda, que alcanza una cuota de mercado del 10%, aplica a los vehículos eléctricos un IVA reducido del 7%.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here