V2G

Nissan, E.ON Drive y el Imperial College London han publicado un Libro Blanco en el que colaboran en el estudio de la capacidad de carga bidireccional de los vehículos eléctricos y su potencial para la reducir las emisiones y contribuir a la consecución de objetivos climáticos a largo plazo. Conocida como tecnología Vehicle-to-grid (V2G), esta permite que la electricidad fluya en ambas direcciones entre las baterías de los vehículos eléctricos y la red eléctrica, lo que permite que la energía almacenada en la batería se venda de nuevo a la red cuando la demanda de energía es elevada.

El Libro Blanco incluye recomendaciones de apoyo y pide la introducción de incentivos para acelerar la adopción generalizada de sistemas de carga Vehicle-to-grid, que permitan acelerar sus ventajas.

Del mismo modo, profundiza en algunos de los retos que se habrán de superar durante las fases iniciales de esta tecnología, especialmente en lo que respecta a la creación de un caso empresarial fiable.

Nissan, E.ON Drive y el Imperial College son socios en un proyecto V2G de flotas comerciales, conocido como e4Future, cuyo objetivo es demostrar cómo las furgonetas y los coches eléctricos pueden ofrecer apoyo a la red eléctrica del Reino Unido y proporcionar una solución rentable y sostenible para las flotas de empresa.

Beneficios de la tecnología V2G

Entre los beneficios de la tecnología V2G, el Libro Blanco destaca su potencial de reducción de las emisiones de carbono del sistema energético a tan solo 243 g de CO2/km.

Del mismo modo, se puede conseguir un ahorro en los costes operativos del sistema energético de hasta 12.000 libras esterlinas anuales (13.280 euros) por vehículo eléctrico y reducción de CO2 de aproximadamente 60 toneladas anuales por vehículo eléctrico.

Del mismo modo, los beneficios anuales de la carga V2G de la flota podrían oscilar entre 700 (775€) y 1.250 libras (1.328€) por vehículo, reduciendo el coste de propiedad de los vehículos eléctricos.

Goran Strbac, presidente de Sistemas de Energía Eléctrica del Imperial College de Londres, señala:

“Nuestra investigación ha demostrado que la tecnología V2G puede ofrecer beneficios económicos muy sustanciales para el sistema energético, además de reducir las emisiones de carbono. Este hallazgo reveló que la flexibilidad adicional que proporcionan las flotas V2G puede mejorar considerablemente la eficiencia del sistema y reducir la inversión en una nueva generación baja en carbono, al tiempo que se cumplen los objetivos nacionales de descarbonización”.

El papel de las flotas de vehículos

Los vehículos de flotan resultan ser vehículos muy indicados para la puesta en práctica de aplicaciones V2G debido a que sus usos se llevan a cabo de forma regular y previsible y a que regresan a sus bases al final de la jornada laboral, donde son recargados durante la noche para prestar servicio al día siguiente. Estas condiciones suponen un ecosistema adecuado para que la tecnología V2G haga uso de la energía almacenada en las baterías.

Te puede interesar

 

 

 

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here