coche eléctrico

Hasta hace pocos años, una de las principales dudas que teníamos a la hora de comprar un automóvil nuevo era la elección entre diésel o gasolina, sin embargo, hoy por hoy, coexisten diferentes tipos de motores: gasolina, eléctrico, híbrido, GLP, etc. Esto, junto algunas medidas como las incluidas en el Fit for 55, por el cual la Comisión Europea pretende reducir al 100% las emisiones de CO2 de los turismos y furgonetas nuevas para 2035, nos hace plantearnos cada vez más que motor es el adecuado para nuestro nuevo vehículo.

Teniendo en cuenta que el gasto medio de las familias españolas en transporte supone el 12% del presupuesto familiar medio (solo superado por el gasto en vivienda) parece que la elección de nuestro nuevo utilitario es una cuestión en la que merece la pena detenerse. Dicho esto, ¿Compensa comprarse un coche eléctrico?

Esta es una pregunta que muchos nos estamos haciendo ahora que su precio es más competitivo y su autonomía aumenta. La decisión final va a depender del tipo de conductor que seas y del uso que le vayas a dar a tu automóvil. A continuación, vamos a valorar algunos aspectos a tener en cuenta.

Acceso a las ciudades

Actualmente, ya existe una normativa vigente que restringe el acceso a ciertas zonas de Madrid y Barcelona, dependiendo del distintivo medioambiental de la DGT que lleve tu coche. Por ejemplo, en Barcelona, desde el 1 de enero de 2020 existe la llamada Zona de Bajas Emisiones (ZBE), área de más de 95 km2 delimitada por las Rondas de la ciudad, a la que no se puede acceder libremente si tienes un vehículo A, es decir, un vehículo sin distintivo medioambiental.

Advertisement

Además, no parece que estas restricciones vayan a afectar solo a las grandes metrópolis, sobretodo si tenemos en cuenta la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España aprobada el pasado 13 de Mayo. Dicha ley persigue reducir de forma contundente las emisiones de gases de efecto invernadero en nuestro país. Para ello, entre otras muchas acciones, destaca la potenciación de la movilidad urbana ecológica mediante la creación de ZBE para todas aquellas localidades españolas con más de 50.000 habitantes, afectando así a un total de 149 regiones en 2023.

Por otra parte, ¿sabías que si tienes un vehículo cero emisiones podrás aparcar sin dificultad prácticamente a cualquier hora? Pues bien, esta es otra de las iniciativas que están llevando a cabo diferentes ayuntamientos españoles.

En Madrid puedes aparcar gratis, sin restricciones de tiempo, en las zonas azules y verdes gestionadas por el SER (Servicio de Estacionamiento Regulado).

En las zonas azules y verdes de Barcelona, los coches eléctricos gozan de una tarifa 100% bonificada, si se respetan los horarios y el tiempo máximo de regulación establecidos por el sistema de ordenación integral del estacionamiento en la calzada, conocido como AREA. Para beneficiarse de ello, es necesario solicitar la tarjeta de usuario de vehículo eléctrico.

En Valencia, los coches eléctricos pueden aparcar gratis en la zona azul, siempre que exhiban la etiqueta cero emisiones de la DGT.

En Sevilla, Málaga, Zaragoza y Tarragona también existen medidas que van en la misma línea. Esto, unido a la progresiva eliminación de espacios de aparcamiento público gratuito, como el ejemplo internacional de Sevilla, que eliminó más de 5.000 plazas para construir su carril bici, nos hace pensar que quizás un coche de combustión ya no sea siempre una buena opción si pretendes frecuentar el centro de las ciudades.

¿Es rentable comprar un coche eléctrico?

Por supuesto, uno de los aspectos más importantes para muchos de nosotros es saber cuánto me va a costar mi nuevo coche. En este apartado es importante fijarse en el coste total de propiedad (TCO por sus siglas en inglés). El ahorro en energía es claramente a favor del eléctrico (la electricidad es más barata que la gasolina o el diésel), aunque eso no significa que al final siempre nos salga rentable.

Actualmente, la mayoría de los coches eléctricos son entre unos 8.000 y 12.000 euros más caros que sus equivalentes en gasolina. Si tomamos como ejemplo el nuevo Peugeot 208 1.2 PureTech 130 S&S Allure Pack Aut. 8V 5p (desde 24.682 €) del grupo PSA, y su equivalente eléctrico el e-208 Allure Pack 5p (desde 34.150 €), la diferencia de precio entre ambos sigue siendo considerable.

Eso si, sabiendo que un español recorre de media unos 15.000 km al año con su coche, el gasto anual en combustible para este modelo sería de unos 1.080 € (precio de la gasolina 95 a 1,411 €/L) y de unos 210 € para el modelo eléctrico cargando en tarifa valle a 0,10 €/kWh. Esto supondría un ahorro aproximado de hasta 8.500 € en un periodo de 10 años. Bien es cierto que este ahorro puede ser sensiblemente inferior si recargamos en la red de los diferentes proveedores de carga, donde el precio varía entre los 0,29 y 0,79 €/kWh.

A esto habría que sumarle las ayudas del estado, que aunque son considerablemente inferiores a las de nuestros vecinos europeos, podemos recibir 4.500€ sin achatarramiento y 7.000€ con achatarramiento de otro vehículo gracias al Plan MOVES III vigentemente operativo.

Otro tema a tener en cuenta es el el ahorro en mantenimiento de un coche eléctrico frente a uno de combustión. Según la marca francesa, que cuenta con el Peugeot e-208 y el e-2008 como modelos 100% electrificados en su gama, el coste de mantenimiento de un coche eléctrico es un 30% menos que en un modelo de combustión.

Por lo tanto, las ventajas de adquirir un vehículo eléctrico no sólo están relacionadas con factores como la reducción de emisiones, el gasto de combustible o las ventajas administrativas. Y es que, a nivel mecánico, resultan mucho más sencillos que los automóviles tradicionales. Los coches 100% eléctricos tienen en torno a un 60% menos de piezas, además de menos elementos móviles sometidos a desgaste y mantenimiento periódico.

¿Dónde Cargo mi nuevo BEV? ¿Y si quiero hacer un viaje largo?

La autonomía de un vehículo eléctrico puede variar mucho dependiendo de factores como la temperatura, la velocidad o incluso el tipo de conducción. Peugeot ofrece una intuitiva calculadora de autonomía para su modelo e-208 en la que asegura un mínimo de 153 km en condiciones muy desfavorables y un máximo de 391 km en condiciones muy favorables. En cualquiera de los escenarios, sería más que suficiente para cubrir los 41 km diarios que recorremos los españoles, de media, dentro de nuestros coches, pero, ¿que pasa si quiero hacer un viaje de más de 400km?

Con el cargador EVBox Elvi de 7,4kW (recomendado por el Grupo PSA) puedes cargar los 50 kWh de batería del e-208 en unas 10,5 horas o del 25% al 80% en unas 5 horas. Sin embargo, para realizar trayectos más largos sin necesidad de hacer paradas excesivamente prolongadas, será necesario recurrir a la infraestructura de recarga rápida disponible en España.

Pablo Gil Soler, Business Development Manager – Ibérica Market en EVBox

Según las patronales de fabricantes Anfac y de concesionarios Faconauto, en España hay actualmente 11.517 puntos de carga disponibles en nuestras calles, de los cuales, el 83% es de carga lenta (igual o inferior a 22 kW). Esto sitúa a España a la cola de los países europeos con 245 puntos de carga públicos por cada millón de habitantes, mientras que la media comunitaria es de 573.

Los 3 países más avanzados en este capitulo son: Países Bajos (con 4.760 puntos), Noruega (3.588) y Suecia (1.354). Otros países como Francia (686), Alemania (567), Reino Unido (497), Portugal (322) e Italia 312; también se encuentran en una situación más favorable que la nuestra.

Pese a todo, una de las cosas que nos interesa saber a la hora de realizar estos desplazamientos es: ¿Con qué operadores y a qué precio puedo cargar mi coche eléctrico con carga rápida?

Gracias a la última revisión realizada por los usuarios del foro oficial de la asociación AUVE (ForoEV), podemos ver y comparar fácilmente todos los precios de los operadores de carga rápida en España.

Vemos que Wenea ha subido a la primera posición gracias a una rebaja de los precios que han pasado de los 0.45 €/kWh hasta los 0.30 €/kWh. Una cifra que le permite igualarse con Easycharger e Iberdrola. La gran diferencia es que Wenea mantiene esta cifra también en algunas de las estaciones que cuentan con recarga ultrarrápida (más de 100 kW de potencia). Por contra, Easycharger e Iberdrola aumentan ligeramente sus cifras hasta los 0.40 €/kWh en este tipo de estaciones.

Suponiendo un consumo medio de unos 16 kWh/100 km, el coste de la recarga rápida para recorrer 100 km en los diferentes operadores sería el siguiente:

  1. Wenea. 50 kW y +100 kW: 4.8 €
  2. Easycharger. 50 kW. 4.8 €
  3. Iberdrola. 50 kW: 4.8 €
  4. Cargacoches. 50 kW, entre 4.93 y 6.46 €
  5. Tesla. 150-250 kW: 5.27 €
  6. Endolla BCN. 50 kW: 5.95 €
  7. Easycharger. 90kW. 6.8 €
  8. Cargacoches. 90 kW: 6.8 €
  9. Endesa X. 50 kW: 6.8 €
  10. EMT Madrid. 50 kW: 6.8 €
  11. Iberdrola. 150 kW: 6.8 €
  12. EDP Moveon. 50 kW: 7.65 €
  13. GIC-ACS. 50 kW: 7.65 €
  14. Repsol. 50 kW: 8 €
  15. Repsol +100 kW: 9.18 €
  16. IONITY. 350 kW: 13.43 € (sin suscripción)

Aunque es cierto que la infraestructura de recarga de España es aún pobre y está mal repartida, poco a poco la competencia está apretando y permitiendo así un mayor crecimiento del número de cargadores y unos precios de carga cada vez más competitivos, que esperemos nos hagan la vida mucho más fácil a la hora de realizar trayectos más largos con nuestros vehículos eléctricos.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here