En el Salón del Automóvil de Frankfurt pudimos echar un primer vistazo al BMW iHydrogen NEXT. Ahora la marca bávara revela los primeros datos técnicos.

BMW no tiene dudas sobre el potencial a largo plazo de los sistemas de propulsión de celdas de combustible; pero también cree que “pasará algún tiempo antes de que la compañía ofrezca a sus clientes un automóvil de producción impulsado por esta tecnología”.

Eso no significan que no estén trabajando en ello. De hecho, es junto a Toyota (con el Mirai) e Hyundai (con el Nexo) uno de los pocos fabricantes con un coche de hidrógeno en su portfolio.

En el Salón del Automóvil de Frankfurt pudimos echar un primer vistazo al BMW iHydrogen NEXT. Ahora la marca bávara revela los primeros datos técnicos.

Primeros datos técnicos del BMW iHydrogen NEXT

“El sistema de celdas de combustible para el tren motriz del BMW i Hydrogen NEXT genera hasta 125 kW (170 CV) de energía eléctrica a partir de la reacción química entre el hidrógeno y el oxígeno del ambiente”, explica Jürgen Guldner, vicepresidente de tecnología y vehículo de celdas de combustible de hidrógeno en el Grupo BMW. Esto significa que el vehículo no emite nada más que vapor de agua.

El convertidor eléctrico ubicado debajo de la celda de combustible adapta el nivel de voltaje al del propulsor eléctrico y a la batería, que es alimentado por la energía de frenado y la energía de la celda de combustible.

El vehículo también acomoda un par de tanques de 700 bares que pueden contener seis kilogramos de hidrógeno. “Esto garantiza un largo alcance independientemente de las condiciones climáticas”, señala Guldner. “Y el reabastecimiento de combustible tiene una duración de solo tres a cuatro minutos”.

La potencia total del sistema de 275 kW (374 CV). Este tren de potencia eléctrico de pila de combustible de hidrógeno se pondrá a prueba en una pequeña serie basada en el BMW X5 actual que BMW Group planea presentar en 2022. Un vehículo de producción de BMW Group impulsado por tecnología de pila de combustible de hidrógeno llegará al mercado lo antes posible en la segunda mitad de esta década, dependiendo de las condiciones y requisitos del mercado global.

Trabajo conjunto con Toyota

BMW espera tener su coche de hidrógeno preparado para 2023. Para alcanzar este objetivo, la marca bávara lleva años trabajando en colaboración con Toyota.

Los fabricantes se unieron para trabajar en sistemas de propulsión de celdas de combustible y componentes modulares escalables para vehículos de celdas de combustible de hidrógeno en virtud de un acuerdo de cooperación para el desarrollo de productos.

Las celdas de combustible de la cooperación con Toyota se desplegarán en el BMW iHydrogen NEXT, junto con una pila de celdas de combustible y un sistema general desarrollado por BMW Group.

Además de asociarse en el desarrollo e industrialización de la tecnología de celdas de combustible para el mercado masivo, las dos compañías también son miembros fundadores del Consejo de Hidrógeno. Una gran cantidad de otras empresas líderes en los sectores de energía, transporte e industria se han unido al Consejo del Hidrógeno desde 2017, aumentando sus filas a más de 80 miembros.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here