Continental trabaja en el desarrollo de un sistema de recarga sin cables. Volterio es capaz de moverse de forma autónoma hasta el coche e iniciar el proceso de recarga de la batería sin necesidad de intervención humana

Avanzar hacia sistemas de recarga más rápidos, sencillos y cómodos es uno de los retos a los que se enfrenta la movilidad eléctrica. En este sentido, la tecnología inalámbrica se postula como un importante avance; por varias razones, entre ellas, que elimina la necesidad de que sea el conductor quien conecte los cables.

Para el desarrollo de su sistema de recarga inalámbrica, Continental se ha aliado con la startup Volterio, especializada en soluciones de carga para vehículos eléctricos.

Así es la tecnología de recarga sin cables de Continental

La tecnología en la que trabaja Continental funciona de forma similar a la carga por inducción, con la salvedad de que establece una conexión física con el coche y el propio cargador para aprovechar al máximo la energía.

Según explica el fabricante, el sistema consta de dos partes, una anclada a los bajos del vehículo y otra, la base, que puede atornillarse al suelo del garaje. Al estacionar el vehículo encima de esta base, ambas partes se conectan para cargar el coche a una potencia máxima de 22 kW.

Para mayor comodidad, el sistema está preparado para moverse en un radio de 30 cm y así ajustarse en caso de que el conductor no haya dejado el coche estacionado justo sobre la base.

Mientras que para incrementar la seguridad del sistema, los conectores se encuentran protegidos por unas trampillas que se abren y cierran a la hora de realizar el proceso de carga; de esta forma se evita la entrada innecesaria de suciedad.

Todo el proceso se realiza a través de un sistema de guiado autónomo entre las dos unidades, en segundos, y sin preocupación del tipo de corriente a utilizar, pues el corazón autónomo es el que decide en base al estado de la batería -el SoC- y el tiempo de carga.

A la espera de que algún fabricante se interese por el sistema, la división de ingeniería de Continental ha confirmado, que se ofrecerá en una variante doméstica con corriente alterna de hasta 22 kW, además de un sistema adaptado para carga rápida y con una capacidad de carga superior a 50 kW de corriente continua.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor introduce tu comentario
Por favor ingrese su nombre aquí