El primer coche de la nueva generación de vehículos eléctricos de Volkswagen, un VW ID.3 pintado de color blanco ha salido de la línea de montaje bajo la mirada de la canciller federal Angela Merkel y del consejero delegado del Grupo, Herbert Diess

El 4 de noviembre de 2019 y la planta alemana de Zwickau pasarán a la historia como el día y el lugar en que arrancó la producción del VW ID.3.

Pocos arranques de producción se celebran y se esperan tanto como el de este coche eléctrico, pero es que no es un eléctrico cualquiera, es el modelo con el que Volkswagen abre el tercer capítulo de su historia.

Para la producción del VW ID.3, Zwickau se ha convertido en la primera gran planta de producción de automóviles preparada íntegramente para la movilidad eléctrica, con inversiones que alcanzan los 1.200 millones de euros. Está previsto que allí se produzcan cerca de 100.000 modelos eléctricos el próximo año; a partir de 2021, hasta 330.000 EVs saldrán de la línea de montaje cada año, convirtiendo la planta en la fábrica de EVs más grande y eficiente de Europa, y en una pionera de la transformación de la red de producción global de Volkswagen.

VW ID.3, un coche neutro desde su fabricación

El VW ID.3 marca nuevas referencias en sostenibilidad. Para empezar, la producción es neutra en carbono, lo que significa que el coche se entrega a los clientes con una huella de carbono neutral.

Por ejemplo, en la producción de las celdas de batería del ID.3, intensivas en cuanto a consumo de energía, se utiliza exclusivamente energía de fuentes renovables. Y las emisiones que se producen durante todo el proceso de producción, que actualmente son inevitables, se compensan mediante inversiones en el proyecto climático “Katingan Mataya Forest Protection”, en la isla indonesia de Borneo, entre otros.

La primera planta cien por cien adaptada a la movilidad eléctrica

Con la transformación por fases de la fábrica de Zwickau, Volkswagen está transformando, por primera vez y en su totalidad, una gran planta automovilística para la movilidad eléctrica.

Se están invirtiendo cerca de 1.200 millones de euros en la conversión. En la fase de ampliación final, a partir de 2021, seis modelos MEB de tres marcas del Grupo se fabricarán en Zwickau.

Todos y cada uno de los 8.000 empleados de la planta está siendo preparados con medidas de cualificación específicas para la producción de EVs y para el trabajo con tecnología de alta tensión. En total, el equipo de Zwickau habrá completado 13.000 jornadas de formación a finales de 2020, garantizando así el futuro de los empleos de la planta de Zwickau.

“El ID.3 es un coche de alta tecnología producido por una fábrica de alta tecnología”, explica la marca en un comunicado. “Con casi 1.700 robots, sistemas de transporte sin conductor y procesos de fabricación totalmente automatizados, Zwickau ofrece una idea actual de cómo es la producción avanzada de alto volumen de EVs”, ha dicho Thomas Ulbrich, responsable de Movilidad Eléctrica del Comité Ejecutivo de la marca Volkswagen.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here