Estos últimos meses del año, Telepizza va a incluir a su flota de reparto varias motos eléctricas de la marca Silence. El modelo elegido ha sido la Silence S02.

TelepizzaSilence, han firmado un acuerdo de colaboración  para incorporar ciclomotores del modelo S02 durante 2019 en su flota de reparto.

“La apuesta de Telepizza por un futuro más sostenible es una excelente ocasión para que una empresa como Silence evolucione sus productos, adaptándolos y mejorándolos para los cambios que nos aguardan en el sector del delivery”, ha dicho la compañía en un comunicado.

El equipo técnico de Silence, estima que un ciclomotor de gasolina de delivery, emite 6.5 Kg de C02 en el centro de la ciudad cada 100 Km recorridos. Esta cifra deberíamos multiplicarla por cada una de las motocicletas de delivery, y por los 365 días del año que prestan servicio. Estas son las emisiones que se pueden eliminar sustituyendo las motos de gasolina por los modelos de Silence.

“Un pequeño cambio, en algo tan popular y cotidiano, puede tener un impacto enorme en el medio ambiente”, afirman.

Pero no solo hay razones técnicas, también la percepción de los clientes es un buen argumento para el cambio, según explica Carlos Sotelo CEO y fundador de Silence: “La concienciación sobre el medio ambiente ha pasado de ser una declaración colectiva, a una demanda de acciones concretas, de hechos. La lucha contra el cambio climático necesita de transformaciones cotidianas, por ejemplo, el cambio de las motos de combustión  por  motos eléctricas. Estamos seguros que el cliente final valora enormemente este tipo de gestos. Al final la suma de cientos de acciones como ésta serán las que nos lleven a un modelo más sostenible de movilidad en nuestro planeta”.

La pizza llega en una Silence S02

La Silence S02 es una moto eléctrica, cero emisiones, destinada a flotas y a profesionales. Entre sus clientes cuenta con empresas tan reconocidas como: Acciona, Correos, Ara Vinc, Ayuntamientos de Madrid y Barcelona, BSM y Just Eat, entre otras.

La producción de la moto empezó en el 2015, y se llevan fabricadas  más de 12.000 unidades. En la actualidad, el ritmo de la factoría de Silence en Barcelona es de 60 unidades al día.

La moto en sus diferentes versiones, tiene una autonomía de 120km y una velocidad máxima de 80km/h.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here