Volkswagen incluirá tecnología propia en sus baterías

Volkswagen no solo fabricará sus propias baterías sino que arrancará su propio programa de investigación para que estas incluyan tecnología propia. Eso le dará posibilidad de convertirse también en suministrados de este componente fundamental a otras marcas.

Volkswagen decidió finalmente que era conveniente fabricar sus propias baterías, una opción por la que ya han optado fabricantes como Tesla o Nissan, hace ya algún tiempo. Tras tomar esta decisión, elegir la ubicación de la fábrica y comenzar con la contratación de los empleados,  ahora parece que podría optar incluso por fabricarlas bajo su propia patente.

La batería supone un 40% del valor de un coche eléctrico

El fabricante alemán tiene trabajo por delante ya que ha prometido 20 nuevos modelos electrificados antes de 2020 además de la nueva familia ID, completamente eléctrica. formada por un compacto, una furgoneta (ya presentados), un SUV y una berlina. Todos estos modelos requerirán una gran cantidad de baterías por lo que este componente es clave.

Los dos modelo presentados hasta ahora de la familia Volkswagen I.D.
Los dos modelo presentados hasta ahora de la familia Volkswagen I.D.

Según el plan de reestructuración del Volkswagen la planta de Salzgitter se encargará del suministro de las celdas de baterías. Bernd Osterloh presidente del Comité de Empresa y miembro del Consejo de Sostenibilidad de Volkswagen, declaró que están convencidos de que, según sus cálculos, en los coches eléctricos la batería supone un 40% del valor del coche: “la pregunta es si queremos ser completamente dependiente de los fabricantes asiáticos. Para los sindicatos y el comité de empresa la respuesta es un no absoluto.”

Una vez tomada la decisión de convertirse en fabricante de baterías Volkswagen se enfrenta aquí ante la misma disyuntiva que el resto de los fabricantes con la llegada de la electrificación del automóvil: utilizar en sus coches únicamente sus baterías, convertirse en suministrador de terceros o apoyarse en los fabricantes asiáticos y combinar todas las posibilidades.

La batería es la primera y la más importante de las decisiones que el Grupo Volkswagen tendrá que tomar, más aun cuando se encuentra en un punto clave de su historia, con la reestructuración a las que se está sometiendo tras el diselgate. La rentabilidad juega aquí un papel importantísimo. Es el momento de hacer números y tomar decisiones clave en relación a la dirección que tomará cada una de sus marcas.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here