Esquema de funcionamiento de la célula de combustible de óxido sólido (SOFC)
Esquema de funcionamiento de la célula de combustible de óxido sólido (SOFC)

Nissan ha anunciado el primer sistema de propulsión basado en una célula de combustible de óxido sólido (SOFC) que, alimentado con etanol, es capaz de proporcionar energía eléctrica que se almacena en una batería.

La electricidad que usa el vehículo eléctrico proviene de la pila de combustible sólido

Todavía en fase de investigación, el nuevo sistema supone una primicia mundial dentro del mundo de la automoción. La pila de combustible de óxido sólido puede utiliza la reacción de múltiples combustibles como etanol o gas natural con el oxígeno produciendo  electricidad

En el caso que nos ocupa Nissan utiliza el etanol que se almacena en el vehículo. Utilizando un  reformador se extraen del biocombustible las moléculas de hidrógeno que son oxidadas en el SOFC al mezclarse con el oxígeno del aire, lo que genera la electricidad que se almacena en una batería que alimenta el motor eléctrico del coche.

El sistema funciona de forma idéntica a la pila de hidrógeno, sustituyendo este por etanol, ofreciendo una mayor eficiencia energética y logrando autonomías superiores a los 600 kilómetros, lo que supone la respuesta de Nissan a los desarrollos de hidrógeno de Toyota, Honda o Hyundai.

Célula de combustible de óxido sólido (SOFC)
Célula de combustible de óxido sólido (SOFC)

Un sistema neutro en huella de carbono por compensación

Aunque no ocurre como en el caso del  hidrógeno, con el que no se producen subproductos nocivos en la reacción química, solamente agua, en este caso sí existen unas muy bajas emisiones de CO2, que pueden ser fácilmente neutralizadas con el cultivo de la caña de azúcar o del maíz, productos ampliamente disponibles en América del Norte y del Sur y Asia. La principal ventaja de este sistema frente a los coches de hidrógeno, que solo emiten agua y ningún gas contaminante, es que ya existe una infraestructura que permitiría su fácil adopción. “A diferencia del hidrógeno, cuya producción contamina y es costosa y cuyas redes de suministro son aún escasas, el etanol ya está generalizado en países como Brasil, donde este sistema funcionaría de inmediato sin necesidad de construir nuevas plantas de suministros ni estaciones de servicio”, afirmó el vicepresidentes a cargo de planificación e investigación, Kazuhiro Doi

Esquema de una célula de combustible sólido
Esquema de una célula de combustible sólido

En el futuro se podrá utilizar una mezcla de agua y etanol (55%-45%) mucho más sencillo de manejar que la mayoría de combustibles. Los costes de funcionamiento serían muy bajos a la par de los que tienen hoy en día los vehículos eléctricos y con la ventaja de tiempos de repostaje muy cortos.

Nissan asegura que tendrá coches preparados para utilizar este sistema en agosto, una vez que los ingenieros han dado con la clave para reducir uno de los principales problemas de las células SOFC que es la excesiva emisión de calor.

Según declaro el vicepresidente ejecutivo de Nissan a cargo de ingeniería de producto, Hideyuki Sakamoto, esta nueva tecnología  se engloba dentro de la apuesta de Nissan por el vehículo eléctrico y del programa cero emisiones para promover la mayor eficiencia en el transporte.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here