Continental ha desarrollado New Wheel,  un nuevo concepto de rueda pensada para las exigencias durante la frenada de un coche eléctrico, que son  diferentes respecto a los tradicionales vehículos de combustión.

Para aumentar la autonomía y la eficiencia de los vehículos eléctricos estos cuentan con un  sistema de freno regenerativo que utiliza el motor como generador de energía para decelerar el coche, almacenándola en la batería. De esta forma el freno situado en la rueda y que utiliza el rozamiento de las pastillas contra el disco para disipar la energía del coche tiene un uso muy inferior al de los coches de combustión.

New Wheel, Continental presenta una nueva rueda diseñada para coches eléctricos

Nuevas necesidades para la electromovilidad

Matthias Matic, jefe de la unidad de negocios de Continental: “La electromovilidad necesita nuevas soluciones para la tecnología de frenado. Usar frenos convencionales no es muy efectivo en este caso. Utilizamos nuestro know-how de frenado para desarrollar una solución que proporciona un efecto de frenado consistentemente confiable en el vehículo eléctrico”.

El concepto básico de New Wheel es la división que se ha realizado entre la rueda y el eje y su diseño modular. La rueda consta de dos partes: la llanta propiamente dicha, sobre la que se monta el neumático y la estrella portadora, de aluminio, que se atornilla a la llanta. A su vez el disco de freno, también de aluminio se atornilla a la estrella. De esta forma se elimina la oxidación manteniendo siempre un alto rendimiento. Además el aluminio favorece la construcción más ligera de los vehículos eléctricos y el disco, al ser de mayor diámetro, proporciona mayor radio de fricción permitiendo reducir el tamaño de la pinza y también con ello reducir el peso del sistema de frenado.

New Wheel de Continental
New Wheel de Continental

Paul Linhoff, Jefe de Pre-Desarrollo de Frenos de Continental: “Durante una desaceleración, el motor actúa como generador. El conductor continúa operando el pedal de freno pero los frenos de las ruedas no están activos. Esta desaceleración del motor eléctrico no es suficiente por sí misma cuando el conductor frena con más energía que es cuando entra en funcionamiento el frenado por fricción. También tiene que llevarse a cabo con el eje no accionado por motivos de dinámica de conducción. El freno de la rueda es necesario en esta situación  y debe estar disponible. La existencia de un exceso de herrumbre en el disco de freno, es la razón de su posible reducción de rendimiento y  puede limitar la eficiencia de esta segunda parte del frenado. Además, en caso de estar disponible, la función de frenado automático de emergencia también tiene que poder contar con la plena disponibilidad del freno de fricción”.


Vídeo de cabecera: Youtube (caroto.gr)

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here