Coincidiendo con la presentación del ID.3, el primer miembro la familia ID eléctrica, Volkswagen lanza sus nuevos cargadores de pared. Los wallbox de VW tienen una capacidad de carga de hasta 11 kW y un precio de 399 euros.

Volkswagen quiere hacer que la movilidad electrónica sea atractiva y asequible para la mayor cantidad de personas posible. En este línea se sitúan las declaraciones realizadas por su CEO, Herbet Diess en el Salón de Frankfurt, donde ha pedido recargas gratuitas para los coches eléctricos que cuesten menos de 20.000 euros.

Coincidiendo con el lanzamiento del VW ID.3, la marca ha presentado su nueva gama de cajas de carga de pared, con las que sus clientes podrán cargar sus vehículos eléctricos de forma rápida y sencilla.

Los Wallbox de Volkswagen tienen una capacidad de carga de hasta 11 kW, con lo que la carga es casi cinco veces más rápida que con una toma de corriente doméstica normal. Esto significa que un ID.3 con una batería de 58 kWh se puede cargar completamente en aproximadamente 6 horas.

Desde 399 euros

La oferta de Volkswagen se compone de tres tipos de cargador:

  • La versión básica cuesta 399 euros. Funciona con un cable Tipo 2 y tiene una capacidad de carga de hasta 11 kW. la caja de pared compacta y robusta también cuenta con protección integrada de corriente de falla de CC para una seguridad máxima junto con una instalación simple y rentable.
  • El VW ID.Charger Connect, ofrece una carga digital e inteligente. El wallbox puede conectarse con la red doméstica y el teléfono inteligente a través de WLAN o LAN. La conectividad LTE también está disponible como un extra opcional.
    Con esta tecnología de comunicación móvil, los clientes pueden vigilar el uso y las operaciones de carga y beneficiarse de funciones prácticas como la administración de aplicaciones, mantenimiento remoto, control de acceso a través de la tarjeta de carga y actualizaciones periódicas de software.
    El precio de lanzamiento de la ID. Charger Connect comienza en 599 euros.
  • El VW ID.Charger Pro es el modelo superior. Cuenta con un medidor eléctrico integrado para una facturación precisa por kilovatio/hora; además de las funciones digitales y el módulo LTE del equipo estándar.Tiene un precio de partida de 849 euros.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here