Volkswagen garantiza al sostenibilidad de la cadena de suministro de las materias primas para baterías. En la foto: el VW ID.3.
Volkswagen garantiza al sostenibilidad de la cadena de suministro de las materias primas para baterías. En la foto: el VW ID.3.

Volkswagen ha llegado a un acuerdo con el especialista en suministro responsable RCS Global. El objetivo de la marca es garantizar una mayor transparencia en la compra de materias primas para baterías. Se dará prioridad a: el respeto de los derechos humanos; unas mejores condiciones laborales; la protección del medio ambiente a lo largo de toda la cadena de suministro, empezando por la mina.


La propia marca indica que se pondrá énfasis en auditar la conformidad de los proveedores con todo el expuesto previamente.

El grupo introdujo una puntuación de sostenibilidad para proveedores directos hace un año. Ahora, el sistema desarrollado por RCS Global, comprobará el respeto de criterios de sostenibilidad en sub-proveedores, refinerías, fundiciones, minas y plantas de reciclaje.

Las nuevas directrices de mejora comunicadas a los proveedores contribuyen de forma activa a conseguir mejoras cuando se identifican riesgos y deficiencias.

En contrapartida, si hubiera violaciones graves, detectadas por las auditorías, podrían conllevar la expulsión de los proveedores de la cadena de suministro.

“Esto se aplica, por ejemplo, a operaciones de minería a pequeña escala, en las que pueden darse casos de trabajo infantil”.

El enfoque se basa en las Directrices de Diligencia Debida de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Sostenibilidad de las materias primas para baterías

Volkswagen afirma que una red de proveedores sostenibles es garantía de éxito empresarial a largo plazo -especialmente en relación con la movilidad eléctrica.

Las directrices corporativas del grupo prohíben expresamente cualquier forma de trabajo infantil o forzado en el proceso de extracción de materias primas como el cobalto.

El acuerdo con RCS no sólo refuerza ese ámbito, sino que se extiende y puntúan toda la cadena de suministro de materias primas para baterías.

La propia Volkswagen destaca la importancia de la sostenibilidad como factor crucial en la producción de todos sus modelos.

La planta de VW en Zwickau (Alemania) se ha ido preparando durante el año para fabricar sólo vehículos eléctricos y de forma sostenible, sin huella de carbono.
La planta de VW en Zwickau (Alemania) se ha ido preparando durante el año para fabricar sólo vehículos eléctricos y de forma sostenible, sin huella de carbono.

Además, el ID.3 y el ID.4 se producen con un balance de CO2 neutro, y se entregan a los clientes con una huella de carbono neutra. Toda la electricidad subcontratada que recibe la planta de Zwickau, centro de producción de los dos modelos ID., es energía 100% verde.

La planta también funciona con una central térmica en bloque altamente eficiente, con cogeneración de calor y energía. Inevitablemente, la producción de las celdas de batería compradas externamente por Volkswagen consume mucha energía. Por ese motivo, Volkswagen ha estipulado que sus proveedores de celdas deben usar exclusivamente energía verde en sus procesos de fabricación.

Acuerdo VW y RCS Global

Actualmente, y en el marco de cooperación entre VW y RCS Global, se han identificado 134 sub-proveedores y 18 minas en las cadenas de suministro para baterías del Grupo Volkswagen. Y, además, la mayoría ya han sido auditados.

La colaboración también ha permitido el desarrollo de medidas de diligencia debida para cada tipo de materia prima relevante mediante un completo sistema de gestión.

Ullrich Gereke, director de Estrategia de Compras de VW, ha explicado:

“La colaboración con RCS Global nos ayuda a entender mejor qué fuentes de materias primas y qué proveedores hay en nuestra cadena de suministro; y a medir su rendimiento en términos de responsabilidad. Con el contacto directo con nuestros sub-proveedores, podemos explicar mejor y monitorizar nuestras expectativas en relación al suministro responsable; y, además, realizar un mejor seguimiento de las medidas acordadas a raíz de nuestras auditorías de sostenibilidad”.

Por su parte, Dr. Nicholas Garrett, consejero delegado de RCS Global Group, ha añadido:

“La ampliación de nuestra asociación con el Grupo Volkswagen, uno de los principales fabricantes de automóviles y vehículos comerciales del mundo, demuestra el impacto positivo que pueden tener las empresas cuando actúan con decisión a favor del suministro responsable.

Nuestra alianza es otro hito importante en nuestra trayectoria, en la que los efectos conseguidos son nuestro principal aliciente”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here