Uber

Con el objetivo de conseguir que sus conductores adquieran coches eléctricos, Uber implementará una suplemento adicional a los desplazamientos por Londres con el que espera conseguir 1.500 libras al año (1.695 euros).

La empresa estadounidense Uber incorporará un suplemento adicional en los desplazamientos por Londres para ayudar a los conductores a adquirir vehículos eléctricos.
Según informó hoy la compañía en un comunicado, se espera que el nuevo recargo se introduzca a comienzos del próximo año y que alcance las 0,15 libras (0,16 euros) por cada 1,6 kilómetros.

Uber sostiene que, de este modo, los conductores que trabajen 40 horas a la semana podrán aumentar su recaudación en 1.500 libras al año (1.695 euros), que podrán invertir en la adquisición de un nuevo vehículo eléctrico.

La empresa espera recaudar en total más de 200 millones de libras (226 millones de euros) en los próximos años y calcula que el suplemento agregará a la tarifa media de un viaje en Londres unas 0,45 libras (0,50 euros).

Esta iniciativa se da a conocer poco después de que el Gobierno del Reino Unido haya anunciado que finalizará las subvenciones para nuevos vehículos híbridos enchufables el próximo mes de noviembre y que el incentivo económico para los automóviles puramente eléctricos se reducirá de 4.500 libras (5.114 euros) a 3.500 libras (3.977 euros).

Además, la compañía de transporte aseguró hoy que el plan también contribuirá a reducir la contaminación del aire de la capital británica.

Uber busca que para el año 2021 la mitad de sus conductores en la ciudad del Támesis, unos 20.000, hayan cambiado su coche por uno eléctrico y que a mediados de esa década todos utilicen este tipo de vehículos.

El director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, manifestó en el comunicado que se trata de una “inversión a largo plazo en el futuro de Londres”, mientras que un portavoz del Ayuntamiento de la ciudad celebró la medida como “un paso positivo” para el aire limpio de la capital. Khosrowshahi agregó que la empresa está en conversaciones con los principales fabricantes de vehículos eléctricos y que están trabajando con compañías de carga como Chargemaster de BP.

Esta iniciativa se da a conocer poco después de que el Gobierno del Reino Unido haya anunciado que finalizará las subvenciones para nuevos vehículos híbridos enchufables el próximo mes de noviembre y que el incentivo económico para los automóviles puramente eléctricos se reducirá de 4.500 libras (5.114 euros) a 3.500 libras (3.977 euros).
El anuncio de Uber se da días antes de que la compañía se dirija a un tribunal de la capital británica para apelar un fallo judicial que establece que sus conductores deben tener acceso a beneficios como el pago por horas extras y vacaciones.

La iniciativa de Uber en Estados Unidos

El pasado mes de junio de 2018 también pudimos saber que Uber puso en marcha un programa piloto en Estados Unidos para premiar a sus conductores con coches eléctricos. Las ciudades elegidas para poner en funcionamiento el programa fueron Austin, Los Ángeles, Montreal, Sacramento, San Diego, San Francisco y Seattle.

El programa de incentivos a los conductores de coches eléctricos de Uber recibió el nombre de EV Champions Initiative y funciona de manera muy sencilla: quien ofrezca los servicios de Uber con un coche eléctrico conseguirá un dólar extra por cada recorrido, con un máximo de 20 dólares de bonificación a la semana.

 

 

1 Comentario

  1. Parece una buena iniciativa aunque la verdad que esto también afectará a los taxistas y es que parece que también quieran forzar algo el cambio de coches de combustible a eléctricos…demasiada prisa no creen?

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here