Tras la entrega de los coches a la plantilla de futbolistas del Real Madrid, le llega el turno a los jugadores del Barcelona. Es por puro cotilleo, sí, pero hemos mirado con lupa la lista para ver cuáles han elegido un coche eléctrico. Hay dos…

Cuando los jugadores del Real Madrid tuvieron que pedir sus coches nuevos dentro de la gama Audi, solo Gareth Bale decidió que meter en su garaje el Audi e-tron. Ahora que les ha llegado el turno a los del F.C. Barcelona vemos que los enchufables tampoco tienen mucho éxito entre la plantilla blaugrana.

A la hora de escoger los que serán los vehículos con los que tendrán que ir a los entrenamientos, los partidos y los actos oficiales, la mayoría se han decantado por los SUV Q7 y Q8.

Del Audi Q7, en su versión 50 TDI quattro tiptronic con el potente motor V6 3.0 TDI de 210 kW (286 CV), disfrutarán esta temporada jugadores como Jordi Alba, Sergi Roberto, Ousmane Dembélé o Arturo Vidal, entre otros.

Messi y Luis Suárez, así como el tercer capitán, Gerard Piqué han cambiado el Audi RS 6 Avant performance del pasado año por un SQ7, con un motor V8 TDI de alto rendimiento que rinde 320 kW (435 CV) y un par máximo de 900 Nm.

Los dos miembros de la plantilla del Barça que han pedido enchufables

El centrocampista Rafinha ha pedido un Audi Q7 e-tron quattro, capaz de recorrer hasta 56 km en modo eléctrico, y con un consumo medio homologado de apenas 1,8 l/100 km.

El único modelo cien por cien eléctrico de la lista de pedidos de los jugadores del Barcelona es el Audi e-tron quattro de Ernesto Valverde.

El técnico del conjunto azulgrana podrá desplazarse con el nuevo modelo de Audi con total libertad y sin emisiones no sólo por Barcelona, ya que la autonomía del e-tron, que alcanza los 417 kilómetros en el ciclo de homologación WLTP, convierten a este vehículo en una excelente alternativa para realizar largos desplazamientos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here