Scoobic Light, el triciclo eléctrico de carga con cajón de frío activo que utiliza Revoolt en su flota.
Scoobic Light, el triciclo eléctrico de carga con cajón de frío activo que utiliza Revoolt en su flota.

La startup española Revoolt continúa la expansión nacional en Logroño, tras el éxito cosechado en Zaragoza y Madrid. Su flota no contaminante ayudará a conseguir mayor sostenibilidad en el reparto de última milla en la capital riojana.

Desde hoy, día 1 de agosto, Revoolt ha comenzado a prestar servicio a 12 supermercados de Logroño. Con esta medida consigue optimizar las entregas y reducir el impacto ambiental. Asimismo, ha iniciado conversaciones con potenciales clientes de la zona que desean ofrecer un servicio de reparto a domicilio profesional, digital y cero emisiones.

Trayectoria de la startup española Revoolt

Hemos seguido paso a paso la trayectoria de la startup española Revoolt. La compañía

Revoolt fusiona la movilidad sostenible y conectada con una plataforma cloud para ofrecer la primera solución todo-en-uno, enfocada a las entregas de última milla.

El hecho de que la mayor parte de su flota se “cero emisiones” ayuda a la mejora de la calidad del aire en las ciudades.

La compañía comenzó en Madrid su actividad. Gracias a su plataforma, los comercios tienen un control absoluto sobre el proceso de entrega. Asimismo, los clientes pueden conocer en tiempo real toda la información sobre el estado de sus pedidos.

De hecho, su iniciativa ha conseguido el reconocimiento adecuado. Así, vimos cómo el Ayuntamiento de Madrid concedía uno de los premios Muévete Verde 2018 a Revoolt. Fue en la categoría de fomento de transporte sostenible de mercancías.

Después supimos que el Centro de Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI) había premiado un proyecto de I+D+i de la startup española Revoolt. El proyecto presentado tiene como objetivo la creación de un sistema capaz de realizar repartos en la última milla usando flotas sin conductor.

El CDTI le concedió una financiación, parcialmente reembolsable, de 295.000 euros y una calificación de “Excelencia Científico-técnica”.  La ayuda, que procede del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, está cofinanciada por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Dicha ayuda apoya el desarrollo de proyectos de I +D+i para la creación de nuevos productos o servicios. Está destinada a empresas cuyo modelo de negocio se base en tecnologías propias, como es el caso de Revoolt.

Revoolt en Logroño

Dijimos hace un tiempo que la compañía estaba preparando su expansión por el territorio nacional. Tras operar en Madrid y Zaragoza, ha desembarcado en Logroño. Con ello quiere demostrar que con la tecnología y una flota modal sostenible, es posible un nuevo modelo de logística urbana. Sus entregas van desde el reparto a pie hasta el uso de vehículos eléctricos ligeros. Para media distancia utilizan furgonetas eléctricas y a gas.

Revoolt realiza la entrega de última milla, o último kilómetro, con vehículos eléctricos ligeros, no contaminantes.
Revoolt realiza la entrega de última milla, o último kilómetro, con vehículos eléctricos ligeros, no contaminantes.

Al estar especializada, sobre todo, en entregas de supermercados ofrecen un valor añadido, más allá de la sostenibilidad de la entrega. Así, los supermercados reducen la huella de carbono y aumentan la transparencia con sus clientes. Es como consecuencia del sistema de seguimiento de pedidos en tiempo real que permite la plataforma de Revoolt.

La compañía está muy en línea con la nueva ordenanza de movilidad aprobada por el Ayuntamiento de Logroño. Su objetivo es mejorar los espacios públicos, la preservación del medio ambiente y las energías limpias, además de regular la actividad de carga y descarga.

Declaraciones

Ángel Sánchez, CEO de Revoolt, ha dicho:

“La entrada en Logroño supone un nuevo paso hacia nuestra implantación en las principales ciudades españolas; de hecho, antes de que acabe el año estaremos en 4 capitales de provincia más. Para nosotros es un honor comenzar a operar en una plaza tan importante como Logroño, donde hay una fuerte demanda de servicios alternativos al reparto tradicional que aporten valor añadido, optimicen costes y mejoren la imagen de marca”.

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here