Škoda

El departamento de Desarrollo Técnico de Škoda Auto, en colaboración con la Universidad Técnica de Liberec, ha llevado a cabo el desarrollo de un material sostenible y ecológico para su uso en el interior de nuevos modelos y ha solicitado una patente.

La nueva materia prima con la que la firma tiene el objetivo de innovar está hecha de pulpa de remolacha, pero también tiene planes de investigación con otro material basado en la especie de planta de caña Miscanthus. Sus fibras pueden procesarse y utilizarse para el revestimiento de las puertas, por ejemplo. Los residuos orgánicos de la producción constituyen materia prima ecológica, ya que pueden ser procesados sin necesidad de recursos adicionales. Esto reduce la necesidad de materias primas producidas industrialmente.

La compañía cree que ambos materiales podrían utilizarse en el interior de los nuevos modelos de Škoda en el futuro, por ejemplo, para los revestimientos de las puertas y las incrustaciones decorativas del salpicadero.

Johannes Neft, responsable del Comité Ejecutivo de Desarrollo Técnico de ŠKODA AUTO, explica:

Advertisement

“Nuestro objetivo es desempeñar un papel pionero en el ámbito de la sostenibilidad. Estamos adoptando un enfoque holístico de esta cuestión y estamos abordando mucho más que las emisiones de CO2 de nuestra flota de vehículos; también estamos centrándonos en la investigación y en la utilización de materiales de origen ecológico e investigando, por ejemplo, cómo podrían utilizarse en el futuro materiales como las fibras de coco o la cáscara de arroz”. 

Material para el interior de los vehículos

Škoda Auto ya ha solicitado la patente de un material idóneo para el interior de sus vehículos. El fabricante de automóviles utiliza un proceso especial para teñir la pulpa de la remolacha azucarera y crear todo tipo de diseños para el interior.

Škoda Auto obtiene el material directamente de la ciudad de Dobrovice, no muy lejos de su sede en Mladá Boleslav. De este modo, también se contribuye a evitar las largas cadenas de suministro y se optimiza la huella de CO2.

Producción sostenible de vehículos eléctricos

La compañía ha diseñado su producción de vehículos para que sea lo más sostenible posible. Ejemplo de ello es que el 30% de las fundas de los asientos de la selección de diseño “Lodge” para el Škoda ENYAQ iV están hechas de lana virgen al 100%, que está certificada de acuerdo con los requisitos de la empresa Woolmark.

Por su parte, el 70% restante del tejido es de poliéster procedente de botellas de PET recicladas.

Planes de electrificación

Hasta 2030, Škoda expandirá su gama de productos con, al menos, tres modelos totalmente eléctricos más que estarán por debajo del ENYAQ iV en términos de precio y tamaño. Dependiendo del desarrollo de los mercados, la marca espera que sus modelos 100% eléctricos representen entre el 50% y el 70% de las ventas en Europa en 2030.

Te puede interesar

Dejar respuesta

Por favor introduce tu comentario

Please enter your name here